Alejandra Portuguez Morales.3 marzo

Los dos oficiales de la Fuerza Pública detenidos como sospechosos de participar en el robo de las armas y equipo de la Escuela Nacional de Policía no escribieron información importante en sus bitácoras de trabajo en días anteriores al sábado 27 --cuando se dio el golpe-- y no dijeron la verdad en sus declaraciones al OIJ después del hecho.

Walter Espinoza, director del OIJ, dijo: “Estos factores, unidos a otros elementos probatorios que tiene el OIJ, generan una probabilidad importante de que ambos estuvieran vinculados e intervinieran en la sustracción de las armas”.

Todo lo que se llevó el grupo que entró a la academia fue recuperado el domingo 28 en una casa a 3,8 kilómetros de la Escuela de Policía.

Uno de los oficiales detenidos es de apellidos Madrigal Sandoval, tiene 26 años y entró al Ministerio de Seguridad Pública el 16 de enero del 2018; el otro es de apellidos León Zúñiga, tiene 30 años, y es oficial desde el 16 de octubre del 2012.

Este último tiene un procedimiento abierto en la institución y es anterior al robo de las armas, confirmaron en la oficina de prensa de Ministerio de Seguridad, pero no dieron detalles.

Los dos oficiales estaban destacados en la Escuela de Policía y se les detuvo este martes 2 de marzo. Madrigal fue arrestado en Hatillo 8 y León Zúñiga en La Roxana de Pococí.

Los policías detenidos de apellidos Madrigal Sandoval, de 26 años y León Zúñiga, de 30 años habrían omitido información importante. Foto: OIJ
Los policías detenidos de apellidos Madrigal Sandoval, de 26 años y León Zúñiga, de 30 años habrían omitido información importante. Foto: OIJ

Ellos se encontraban en la primera línea de seguridad de la Escuela y habrían facilitado el ingreso de los ladrones, a quienes les dieron información que incluso les permitió dar con las armas y el equipo que se llevaron.

Los oficiales siguen detenidos a la espera de la audiencia para solicitud de las medidas cautelares.

Un nicaragüense de apellido Espinoza también se encuentra relacionado al caso.

El martes, el ministro de Seguridad, Michael Soto, compareció ante los diputados para dar explicaciones por el robo.

“Esto no me hace feliz, que sean oficiales nuestros, pero en honor a la justicia se debe informar que hubo participación de oficiales nuestros”, explicó.