Adrían Galeano Calvo.12 febrero
La exagente judicial declaró este miércoles en el juicio que se lleva a cabo en los Tribunales de Pavas. Foto: Jeffrey Zamora.
La exagente judicial declaró este miércoles en el juicio que se lleva a cabo en los Tribunales de Pavas. Foto: Jeffrey Zamora.

Bismarck Martínez, el sospechoso de asesinar a la turista Carla Stefaniak, habría tenido la intención de huir poco después de que el crimen fue descubierto.

Así lo dijo este miércoles Valeria Ávila, exagente del OIJ, durante la declaración en el juicio que se lleva por el homicidio de la venezolana, ocurrido el 28 de noviembre del 2018.

“Eso parecía (que pensó fugarse) por cómo se veían las evidencias (pertenencias de Bismarck en su habitación) y aparte de eso luego habló con otro sujeto que le daba servicio de transporte y parecía que él quería irse de ahí”, explicó la exinvestigadora.

Ávila llegó a los tribunales de Pavas luego de que se armó una bronca porque ella había indicado que no iba a poder declarar ya que se estaba recuperando de una operación en la nariz.

Ante esa situación los abogados de la familia de Stefaniak dijeron que la exagente, quien renunció al OIJ en noviembre pasado, debía ser llevada al juicio aunque fuera detenida pues la consideraban una testigo clave.

“No fue porque no hubiera querido, en ningún momento dije que no me presentaría, desde que yo renuncié nunca fui notificada con fecha y hora exacta para venir a este juicio, yo continué con vida normal pues no había sido notificada, hasta que me sometí a mis cirugías”, explicó.

La turista fue asesinada y semienterrada en un hotel en el que estaba hospedada. Foto: Tomada de Facebook.
La turista fue asesinada y semienterrada en un hotel en el que estaba hospedada. Foto: Tomada de Facebook.
Testigo no brilló

Luego de aclarar el incidente, Ávila explicó que ella participó de la investigación del caso a finales de noviembre de 2018 y estuvo a cargo, más que otra cosa, de realizar informes y la solicitud de allanamiento a la Villa LeMas, en Escazú.

Pese a que fue pintada como una testigo estrella, la exagente no brilló mucho con su declaración y se limitó a confirmar lo dicho por otros agentes que también participaron en el juicio e indicó que no conocía muchos de los detalles, pues ella solo hizo algunos informes.

Lo que sí confirmó Ávila es que fue ella quien obtuvo de primera mano la versión dada por Martínez de que, supuestamente, Carla se fue en un carro, situación que ella calificó como una mentira.

Esto debido a que luego de revisar varios videos de vigilancia grabados desde algunas casas, nunca se encontró un carro con las características que Bismarck dio, situación que lo puso como el principal sospechoso.

Carlos Caicedo, papá de la venezonana (de saco), ha estado pendiente de todo el juicio. Foto: Alonso Tenorio.
Carlos Caicedo, papá de la venezonana (de saco), ha estado pendiente de todo el juicio. Foto: Alonso Tenorio.
Pocas pertenencias

Lo más interesante en la declaración de Ávila vino cuando la exagente habló del allanamiento que realizaron en aquel momento a la villa en la que vivía Martínez, ubicada dentro la Villa LeMas.

Según la exagente, lo que más le llamó la atención fue que dentro de la habitación había muy pocas pertenencias, especialmente ropa. “Parecía como que alguien ya se iba de ahí”, destacó.

Afirmó que esa situación incluso sorprendió a los propietarios del hotel.

“Uno de lospropietarios dijo ‘yo no sabía que él ya no tenía tantas cosas acá’, entonces parecía que sí quería abandonar el sitio”, mencionó.

Añadió que ese mismo propietario, cuyo nombre no dio, también indicó que cuando Bismarck llegó tenía varias maletas, pero al momento del allanamiento ya no se encontraban en la habitación.

En otro momento del debate, el chofer que le daba servicios de transporte a Martínez dijo que poco después el crimen, el sospechoso le pidió un viaje a San José y que llevaba varias maletas, según le dijo Bismarck, con juguetes para sus hijos en Nicaragua.

El debate contra Martínez está llegando a su etapa final pues este jueves iniciará la etapa de conclusiones con la solicitud de penas de la Fiscalía.