Alejandra Portuguez Morales.19 noviembre, 2020

El único sospechoso que tenían las autoridades por el asesinato de la taxista informal Yendry Patricia Hernández Rueda y de su cliente Mario Chavarría Castellón, quedó libre.

Así lo confirmó el OIJ al argumentar que no tenía evidencia suficiente para vincularlo, por lo que lo identificaron, pero lo pusieron en libertad.

Yendry, de 26 años, era mamá de tres niños de 3, 5 y 11 años, sus compañeros expresaron que era una mamá valiente que se esforzaba por el bien de ellos.

El único sospechoso que tenían las autoridades por el asesinato de la taxista informal Yendry Patricia Hernández Rueda y a su cliente Mario Chavarría Castellón quedó libre. Foto: Tomada de facebook
El único sospechoso que tenían las autoridades por el asesinato de la taxista informal Yendry Patricia Hernández Rueda y a su cliente Mario Chavarría Castellón quedó libre. Foto: Tomada de facebook

De acuerdo con la versión policial, Yendry le estaba dando un servicio a Mario, que vivía en Fátima y cuando pasaban por la finca bananera La Chiripa, en Puerto Viejo de Sarapiquí, les habrían salido al menos dos hombres, uno se puso a la par de la ventana del conductor y el otro en la del acompañante, luego les dispararon en la sien. Los pistoleros aprovecharon que el camino es solitario.

De manera preliminar presumen que se trató de un asalto, sin embargo, no descartan que alguno este relacionado con problemas con drogas.

El doble homicidio ocurrió el miércoles 18 de noviembre del 2020, a la 1:50 de la tarde. Las autoridades están detrás de dos posibles atacantes.