Rocío Sandí.12 enero
El accidente de una avioneta de Nature Air el pasado 31 de diciembre cobró la vida de 12 personas.
El accidente de una avioneta de Nature Air el pasado 31 de diciembre cobró la vida de 12 personas.

La Dirección de Aviación Civil suspendió indefinidamente las operaciones de la aerolínea Nature Air ya que asegura que en este momento no cuenta con los recursos humanos para dar un buen servicio.

La empresa suspendida es la dueña de la avioneta que se accidentó el pasado 31 de diciembre en Nandayure, Guanacaste, dejando a 12 personas fallecidas.

En el terrible suceso murieron los estadounidenses Bruce e Irene Steinberg y sus hijos William, Zachary y Mathew (de 17, 19 y 13 años); la familia de Leslie Weiss, de 50 años, y su esposo Mitchell Weiss, de 52, quienes fallecieron junto a sus hijos Ari Moses y Hannah Mae, de 16 y 19 años; además de Amanda Rae Geissler, de 33, quien era la guía del viaje. También perdieron la vida el piloto Juan Manuel Retana Chinchilla y la copiloto Emma Ramos Calderón.

Aviación Civil explicó que la medida fue tomada luego de que el 9 de enero pasado renunciara el director de Operaciones de Nature Air Sociedad Anónima, Jorge Valverde Esquivel.

Ahora la empresa debe demostrar que puede operar de manera segura.
Ahora la empresa debe demostrar que puede operar de manera segura.

En la decisión también pesó el accidente de diciembre anterior, ya que el piloto que murió era el jefe de entrenamiento de la empresa. Además, Rodney Durán, jefe de seguridad de vuelo, está incapacitado.

Aviación detalló que la empresa de transporte aéreo cuenta actualmente con solo tres equipos de tripulación para cubrir todas las rutas asignadas, por lo que la compañía no tiene en este momento una estructura de gestión eficaz para garantizar que las operaciones se den de forma segura.

La entidad aseguró que la suspensión se mantendrá hasta que la empresa demuestre que puede retomar los servicios de forma adecuada para dar un buen servicio a sus clientes.

Mala racha

La aerolínea ha tenido una mala racha desde el 5 de setiembre pasado. En esa ocasión una avioneta de Aerobell, que cubría una ruta de Nature Air, se estrelló en el río Torres, en Pavas, San José.

El 5 de setiembre pasado una avioneta cayó sobre el río Torres. En el accidente murieron dos personas y cuatro resultaron heridas. Foto: MSP.
El 5 de setiembre pasado una avioneta cayó sobre el río Torres. En el accidente murieron dos personas y cuatro resultaron heridas. Foto: MSP.

En esa oportunidad fallecieron dos personas y cuatro más resultaron heridas.

Las víctimas mortales de esa tragedia fueron la empresaria María Elena Umaña Chacón, de 54 años, y el estadounidense Randall Lindner.

El accidente se registró minutos después de que la aeronave despegó del aeropuerto Tobías Bolaños, en Pavas, con destino a Liberia y Tamarindo, en Guanacaste.

La empresa Nature Air dijo, por medio de un comunicado de prensa, que ya están trabajando para reponer las vacantes que tienen y así poder retomar las operaciones lo más pronto posible. Además informó que se han estado comunicando con sus clientes para reprogramar los vuelos o, si lo prefieren, hacer la devolución del dinero de los vuelos suspendidos.