Keyna Calderón, Alejandra Portuguez Morales.4 diciembre, 2019

La muerte de Allan Meza Mena, nieto de la leyenda del Club Sport Cartaginés José Rafael “Fello” Meza, es la tercera pérdida que vive la familia este año.

Meza, de 44 años, falleció este miércoles por la tarde en el hospital Max Peralta, en Cartago. El sábado pasado sufrió golpes muy fuertes en la cabeza mientras participaba en la final del Campeonato Nacional de Rally.

La fatalidad la confirmaron José Rafael Meza Montoya, tío de Allan, y la Asociación Organizadora de Rallys (AORA) por medio de un comunicado de prensa.

Allan Meza manejaba un carro y en el asiento del copiloto iba su hermano Cristian Meza; de acuerdo con José Rafael Meza el auto se quedó sin frenos.

Los detalles del accidente no se conocen, solo se sabe que ocurrió en la hacienda El Viejo, en Filadelfia de Guanacaste.

Cristian sobrevivió a los golpes, pero se quebró una pierna, un brazo y la mandíbula.

El tío de los afectados dijo que la última vez que conversó con Allan fue el jueves, cuando le comentó con alegría que iba a competir.

Allan Meza Mena trabajaba en Panamá; aquí durante una visita a Stonehenge, en el Reino Unido. Foto: Suministrada por Keyna Calderón
Allan Meza Mena trabajaba en Panamá; aquí durante una visita a Stonehenge, en el Reino Unido. Foto: Suministrada por Keyna Calderón

"Él era un muchacho muy activo, le gustaban las ligas menores, estuvo con Cartago, también le gustaba surfear y hace unos cuatro años le dio por las carreras de motores. Era muy cariñoso y siempre vio por los papás y los hermanos (tres mujeres y un muchacho)”, detalló el tío.

Allan era ingeniero y trabajaba en Panamá, siempre visitaba su tierra natal y le gustaba participar en actividades sociales. Dejó dos hijos menores de edad.

José Rafael Meza dijo que este 2019 ha sido un año muy difícil para la familia, pues en ocho meses han perdido a tres seres queridos.

El 7 de abril anterior murió Carlos Andrés Villalobos Meza, de 26 años, al ser chocado por picones en La Lima, Cartago.

El carro en el que iba Carlos Andrés se salió de la calle y pegó contra un árbol, él quedó prensado y sufrió fuertes golpes en la cabeza.

“Este ha sido un año que nunca vamos a olvidar hemos perdido a tres de nuestros seres queridos en situaciones graves”, dijo José Rafael Meza.

La segunda tragedia fue el lunes 15 de julio, cuando murió el hijo menor de Fello Meza.

Eduardo Enrique Meza Montoya, de 56 años, bebió licor adulterado con metanol. Él había trabajado durante muchos años en la Asamblea Legislativa, dijeron sus familiares, la última vez que lo vieron fue el viernes anterior a ese lunes 15, cuando salió a tomar algo, pero el sábado enfermó.

“Nos ha castigado mucho la vida este año, en ocho meses se han ido tres seres queridos”.