Silvia Coto.Hace 5 días
El hombre fue condenado en los Tribunales de Pavas por una violación y cuatro abusos sexuales. Foto: John Durán
El hombre fue condenado en los Tribunales de Pavas por una violación y cuatro abusos sexuales. Foto: John Durán

Un hombre pasó en fuga durante 10 años, pero las autoridades finalmente lograron atraparlo y este jueves fue condenado a 22 años de cárcel por violar y abusar de su sobrino nieto.

La pena la dio el Tribunal Penal de Pavas contra Manuel Aguilar Quirós de 56 años, según confirmó la Fiscalía.

El caso ocurrió entre los años 2004 y 2006 en Escazú. El sentenciado residía en el segundo piso de la casa donde también vivía la víctima de seis añitos y se aprovechaba del parentesco para atacar al menor.

Los cambios de conducta en la escuela y en la casa por parte del niño permitieron determinar que algo estaba pasando.

"Luego le comentó a su mamá lo que había sufrido, por lo que la familia procedió a interponer la denuncia”, detalló el Ministerio Público en un comunicado de prensa.

El 21 de diciembre del 2007 la Fiscalía acusó a Aguilar del delito de violación y cuatro abusos sexuales y se ordenó la apertura a juicio, por lo que el 15 de mayo del 2008 se convocó a una audiencia preliminar, pero el hombre no se presentó y desde ese momento estaba en fuga.

La Policía logró detenerlo el pasado 2 de noviembre en la casa de su madre en San Sebastián.

Aguilar tendrá que pasar seis meses en prisión preventiva mientras se ratifica la condena.