Alejandra Portuguez Morales.11 octubre

Luis Fernando Leitón Chaves, de 40 años, vio su vida pasar en cuestión de segundos luego que la vagoneta que manejaba cayera a un guindo de 30 metros.

Leitón asegura que vivió un milagro, ya que tiene claro que no todas las personas que sufren accidentes de tránsito similares logran contar la historia.

“Creo que Dios y dos árboles me salvaron de morir en el guindo, esos troncos estaban en medio de la maleza y sostuvieron la vagoneta para que no siguiera bajando, cuando sentí que ya no se movía, solo me quedé quedito porque me daba miedo tratar de salir y que siguiera rodando”, expresó el sobreviviente.

Luis Fernando Leitón (camisa de rayas) junto a su hermano bombero Óscar, su sus hermanas Marisol y papás Luis Guillermo Leitón y Nelly Chaves. Foto: Cortesía para LT
Luis Fernando Leitón (camisa de rayas) junto a su hermano bombero Óscar, su sus hermanas Marisol y papás Luis Guillermo Leitón y Nelly Chaves. Foto: Cortesía para LT

El camionero estuvo dos horas y treinta minutos atrapado en la cabina del chunchón, además de los golpes, se cortó por los vidrios del parabrisas y las ventanas que se quebraron; sin embargo, afirma que en ese momento no sintió dolor, solo angustia al recordar a sus hijos de 17 y 11 años.

Este accidente lo sufrió la tarde del sábado anterior en La Garita de Alajuela, de Pipasa 150 metros hacia el tajo La Florencia, Leitón iba cargado de lastre hacia otro tajo en Cebadilla.

“Me topé de frente otra vagoneta y el espacio no era suficiente para que las dos pasaran, entonces me hice a la orilla para darle campo, pero la tierra estaba muy suave por las lluvias de los últimos días y esto hizo que se aflojara, cuando me percaté me estaba yendo hacia el vacío”, contó el sobreviviente.

La vagoneta quedó con las llantas para arriba, el valiente quedó boca abajo sobre el techo de chunchón, allí espero por ayuda.

15 años de experiencia tiene Luis como vagonetero
El vagonetero se hizo a un lado y el terreno le jugó una mala pasada al provocar que el terreno se aflojara y trajera abajo el camión. Foto: Cortesía para LT
El vagonetero se hizo a un lado y el terreno le jugó una mala pasada al provocar que el terreno se aflojara y trajera abajo el camión. Foto: Cortesía para LT
Hermano bombero atendió la emergencia

Luis Fernando asegura que sintió mucho miedo y que no puede describir el momento, pero confiesa que fue de mucha angustia.

“Un ciclista que se llama Luis y mi compañero Mauricio Oporta fueron los primeros en llegar hasta donde estaba, ellos se preocuparon por mi vida, además pidieron ayuda para que me sacaran”, expresó el vagonetero.

En cuestión de minutos llegaron los rescatistas, entre ellos iba el bombero Óscar Leitón Chaves, hermano del vagonetero, hasta ese momento Óscar no sabía que se trataba de su ser querido, pero al reconocer la vagoneta supo que Luis Fernando estaba en peligro.

“Mi hermano no sabía nada, luego cuando me liberaron, él me daba consuelo, pero fue un momento difícil”, manifestó el sobreviviente.

El bombero Óscar Leitón salió atender la emergencia como cualquier otra al llegar se enteró que se trataba de su hermano Luis Fernando Leitón. Foto: Cortesía para LT
El bombero Óscar Leitón salió atender la emergencia como cualquier otra al llegar se enteró que se trataba de su hermano Luis Fernando Leitón. Foto: Cortesía para LT

En las labores de rescate participaron bomberos de la estación de Atenas, quienes en conjunto con paramédicos de la Cruz Roja bajaron hasta la vagoneta amarrados con equipos especiales para el descenso.

“Los bomberos y cruzrojistas arriesgan hasta sus propias vidas para salvar a otras personas que a veces ni conocen, esta vez me rescataron a mí”, Luis Fernando Leitón, vagonetero.

Luis Fernando tuvo tanta suerte que no sufrió fracturas, está enterito y listo para dejar el susto atrás y volver a las carreteras.

Durante este año, el Cuerpo de Bomberos reporta 2.892 rescates en accidentes de tránsito en todo el país. Los fines de semana es cuando más se atienden este tipo de incidentes.