Rocío Sandí.Hace 6 días

Dos vecinos de Poás de Aserrí se hartaron de ver a dos hombres quienes al parecer vendían drogas a diestra y siniestra en la comunidad y por eso llamaron al Ministerio de Seguridad para cantarlos.

Las denuncias fueron recibidas por la Policía de Control de Drogas (PCD) por medio de la línea confidencial 1176.

Al parecer, los hombres vendían drogas en las cercanías de un centro educativo. Foto: MSP / Fines ilustrativos
Al parecer, los hombres vendían drogas en las cercanías de un centro educativo. Foto: MSP / Fines ilustrativos

Luego de recibir los reportes, los agentes iniciaron una investigación en la que determinaron que, al parecer, los sujetos vendían la mercancía ilegal cerca de un lugar de recreo y también en los alrededores de un centro educativo.

La policía informó este viernes, por medio de un comunicado, que los uniformados allanaron tres lugares en Poás este jueves y en los operativos detuvieron a los presuntos vendedores de drogas.

Se trata de dos hombres, identificados con los apellidos Flores, de 33 años y con seis partes policiales por tenencia y consumo de drogas, y Vargas, alias Parce y de 37 años, quien no tiene antecedentes penales.

En los allanamientos, la PCD decomisó 46 dosis de aparente droga que estaban listas para ser comercializadas, 36 eran de crack y diez de marihuana. También les incautaron ¢41.800 en efectivo y dos armas de fuego, una calibre 38 y la otra nueve milímetros.

Los sujetos fueron llevados a la Fiscalía donde los indagaron y están a la espera de una audiencia de solicitud de medidas cautelares.

Las autoridades le piden a la gente, que al igual que estos dos denunciantes, reporten los casos que conocen de venta de drogas a la línea 1176, la cual funciona las 24 horas. Ahí los datos será tratados con discreción.