Rocío Sandí.22 julio
Rubén Rodríguez, de la Federación Canina, fue el encargado de cuidar a Campeón durante el juicio. Albert Marín
Rubén Rodríguez, de la Federación Canina, fue el encargado de cuidar a Campeón durante el juicio. Albert Marín

El perrito Campeón, de dos años y tres meses, hizo historia este lunes por ser el protagonista del primer juicio por maltrato animal que se lleva a cabo en el país y, además, estar presente en el debate.

Campeón llegó minutos antes de las 8 de la mañana a los Tribunales de Atenas acompañado de Dora Castro, la mujer que lo rescató, y la abogada Isabel Aguilar, quien desde hace más de un año lo ha cuidado y chineado en su casa.

Al entrar a los tribunales el animalito se veía como inquieto y asustado, pero también curioso. Hasta se puso a olfatear las cámaras que lo estaban esperando.

Castro y Aguilar iban como testigos, así que no estuvieron en el inicio del debate (debían esperar en una sala aparte hasta que las llamaran); por eso Campeón estuvo al cuidado de Rubén Rodríguez, presidente de la Federación Canina de Costa Rica (ACAN).

El juez Mario Rodríguez Villegas estableció que para dejar que el animal entrara a la sala debía estar al cuidado de un experto canino.

Rubén Rodríguez, Dora Castro e Isabel Aguilar acompañaron y cuidaron el can en el juicio. Foto: Albert Marín.
Rubén Rodríguez, Dora Castro e Isabel Aguilar acompañaron y cuidaron el can en el juicio. Foto: Albert Marín.

La fiscal Marcela Morera fue la encargada de leer la acusación contra la imputada, una mujer de apellido González.

Morera aseguró que la sospechosa habría mantenido al perro amarrado con un cordón de zapatos durante varios días y que eso le causó heridas muy serias en el pescuezo porque la cuerda se le encarnó, le hizo cortes y desarrolló una infección.

Luego de eso el juez llamó a González (la acusada) y le dio la oportunidad de declarar, pero ella dijo que prefería abstenerse.

Duro testimonio

La primera testigo del juicio fue Doris, quien relató cómo el 8 de noviembre del 2017 fue a rescatar al perrito luego de que Jorge González Oconitrillo –hermano de quien entonces era la supuesta dueña del perro– la llamara para pedirle ayuda por que el perro estaba en terribles condiciones.

La rescatista dijo que ella llegó a la vivienda de la mujer de apellido González y una hermana de esta, de nombre Liseth, le entregó al animal.

“Aquel perro lo vi tan indefenso, tan vulnerable, era un cachorro de solo seis meses. Apestaba, su herida en el cuello era muy profunda”, recordó.

El perro en algunos momentos estuvo atento al desarrollo del juicio. Foto: Albert Marín.
El perro en algunos momentos estuvo atento al desarrollo del juicio. Foto: Albert Marín.

Según el testimonio de Castro, en aquel momento salió la propietaria del animal y dijo que ella se hacía responsable por el perrito.

Luego ella y la abogada de la fundación se llevaron el perrito para una clínica veterinaria donde lo tuvieron internado 20 días.

Hasta este momento Campeón se había portado de forma impecable en el juicio. Estuvo echado cerca de su cuidador y a veces hasta parecía interesado en el juicio.

En algunas ocasiones caminó hasta donde la correa se lo permitía para explorar la sala y también se paró en dos patas para acercarse a la cara de Rubén, quien en todo momento lo tuvo bajo control.

Pero Campeón también jugueteó con algunos de los asistentes al juicio, quienes no desaprovecharon la oportunidad de acariciarlo.

La segunda en declarar fue Isabel. Cuando ella entró a la sala el peludito se puso como loco y aunque no ladró sí se le vio inquieto y hasta lloró un poco porque quería estar cerca de su “mamá”. Entonces el juez pidió que lo sacaran un rato para que no causara distracción.

(Video) El perrito Campeón ahora forma parte de la historia del país

La testigo contó que cuando Campeón empezó la recuperación era nervioso y temeroso, pero poco a poco fue adaptándose a su nueva vida y ahora es juguetón y cariñoso con todo el mundo.

“Estaba en muy mal estado, para mí fue muy duro verlo. Estaba superdesnutrido y olía espantoso por las heridas. Cuando le preguntamos a la mujer qué le había pasado al perro, ella dijo que es que estaba amarrado y que como era muy inquieto jalaba y jalaba el cordón y por eso tenía heridas en el cuello. También que ella trabajaba mucho y que se había dado cuenta de la herida hasta días después”, detalló.

Una vez que ella terminó de narrar su parte de la historia el perrito volvió a la sala y esta vez se sentó en el suelo, a la par de Aguilar, pero primero se abrazaron felices de estar de nuevo juntos.

Campeón se paró en dos patas y acercaba su cabeza a la cara de la abogada, quizás porque ella le da seguridad.

El tercer testigo fue el veterinario Gustavo Salas, quien contó que el perrito tuvo que recibir antibióticos y alimentación especial para salir de la condición tan grave en la que se encontraba.

Dora Castro contó al juez como fue que rescató a Campeón. Foto: Albert Marín.
Dora Castro contó al juez como fue que rescató a Campeón. Foto: Albert Marín.

El cuarto testigo en la agenda era Jorge González Oconitrillo, el hermano de la imputada y quien alertó a la rescatista de la terrible situación en la que vivía el perro.

Sin embargo, el hombre no llegó.

El fiscal Luis Quesada, quien también es parte del caso, dijo que el testimonio de Jorge González Oconitrillo era fundamental para el caso y no se podía seguir el debate sin él.

Ante esa afirmación a las 9:15 de la mañana el juez ordenó un receso de 45 minutos para que Quesada fuera a buscar a González a la casa, donde la mamá le dijo que Jorge andaba trabajando y que regresaba pasadas las 5 de la tarde.

De regreso en la sala, a las 10 de la mañana el fiscal Quesada informó lo que había pasado y entonces el juicio se pospuso y las autoridades judiciales se comprometieron en ir a buscar a González por la tarde.

La Corte informó este lunes que el debate continuará el viernes 26 de julio a las 8 a. m.

Entre los castigos que estipula la ley está la prisión de seis meses a tres años a quienes maten a propósito a un animal, de seis meses a dos años para las personas que cometan crueldad contra estos y una sanción de 20 a 50 días de multa para quienes los maltraten (estas multas van desde los ¢282 mil a los ¢707 mil).
En el debate estuvieron medios de comunicación ticos e internacionales. Foto: Albert Marín.
En el debate estuvieron medios de comunicación ticos e internacionales. Foto: Albert Marín.