Rocío Sandí.15 enero
Blanca Nubia Sánchez dice que esta es la segunda vez que se le quema el ranchito. Foto: Rocío Sandí Z.
Blanca Nubia Sánchez dice que esta es la segunda vez que se le quema el ranchito. Foto: Rocío Sandí Z.

El bombero Ronny La Touche califica como un milagro que el incendio que se dio la madrugada de este miércoles en Guararí de Heredia no cobrara víctimas mortales.

El rescatista, quien es jefe de Operaciones a nivel nacional, contó que lo incómodo del terreno y otros factores convirtieron el incendio en una situación de mucho riesgo.

“La emergencia inició a las 2:30 de la madrugada, lo que implica que había mucha oscuridad; el viento hizo que el fuego avanzara muy rápido. También lo quebrado del terreno y la estrecha salida complicaron todo aún más, es un milagro que nadie muriera en la emergencia”, aseguró.

Isidora Rivas agradece a Dios el haber salido con vida del incendio. Foto: Rocío Sandí Z.
Isidora Rivas agradece a Dios el haber salido con vida del incendio. Foto: Rocío Sandí Z.

El bombero dijo que trabajaron durante tres horas para controlar el fuego y el resto del miércoles para revisar entre los escombros y terminar de apagar los focos en los que quedaba calor y generaban una amenaza para reiniciar el fuego.

Blanca Nubia Sánchez Rojas es una de las afectadas y dice que esta es la segunda vez que el fuego le arrebata su ranchito.

“Nos dimos cuenta del incendio por el humo y el calor, estábamos durmiendo y cuando nos despertamos sentíamos que nos ahogábamos.

Los bomberos tardaron tres horas en controlar el fuego y todo el día trabajaron en el lugar. Foto: Alonso Tenorio.
Los bomberos tardaron tres horas en controlar el fuego y todo el día trabajaron en el lugar. Foto: Alonso Tenorio.

“Lo perdimos prácticamente todo, mi hija le está pidiendo posada a una amiga para ver si podemos quedarnos en la casa de ella mientras nos acomodamos, pero pese a todo, lo importante es que estamos vivos.

“Hace diez años se me quemó la casita que tenía en ese mismo lugar, en esa ocasión mis hijas y yo andábamos trabajando y cuando regresamos a la casa encontramos todo quemado”, agregó.

Karina Báez Galeano es otra de las personas que lo perdieron todo por el fuego, hasta la ropita que le habían regalado para la bebé que está esperando.

Los afectados estuvieron este miércoles buscando cosas de valor entre los escombros. Foto: Alonso Tenorio.
Los afectados estuvieron este miércoles buscando cosas de valor entre los escombros. Foto: Alonso Tenorio.

“Tengo más de seis años de vivir aquí. Hoy en la madrugada mi compañero sentimental estaba despierto cuando inició el fuego y él fue el que nos avisó de la emergencia.

“No nos dio tiempo de sacar nada, hasta los papeles perdí yo. Tengo seis meses de embarazo, estoy esperando una niña, se va a llamar Ariana, ya teníamos una ropita para ella, pero se nos quemó; una amistad de mi hermana nos ofreció quedarnos en su casa mientras nos volvemos a acomodar”, expresó.

Isidora Rivas Hernández dice que ella estaba durmiendo cuando unos vecinos llegaron a golpear la puerta de su rancho para decirle que debía salir.

Los vecinos a como pudieron sacaron sus cositas. Foto: Rocío Sandí Z.
Los vecinos a como pudieron sacaron sus cositas. Foto: Rocío Sandí Z.

“Yo lo que hice fue buscar a las chiquitas (nietas) para sacarlas y salí corriendo, no pudimos sacar nada, solo un cilindro de gas que una vecina nos ayudó a sacar para evitar una explosión.

“Fue muy complicado salir por la oscuridad que había en ese momento, duele perder las cosas materiales, pero lo principal es salvar la vida, las cosas se reponen, pero la vida no”, aseguró la mujer.

Los cuerpos de socorro dijeron que el incendio acabó con al menos 165 casas, pero no se sabe con exactitud cuántas fueron las personas afectadas.

La Cruz Roja informó que debido a la emergencia atendieron a 33 pacientes, de los cuales cinco fueron llevados al hospital de Heredia.

Doña Isidora Rivas dice que estaba durmiendo cuando dos vecinos llegaron a avisarle del incendio

La Comisión Nacional de Emergencias informó que durante este miércoles estuvieron entrevistando a los afectados y ya están coordinando con distintas instituciones para dar ayudas a quienes lo necesiten.

Además, están llevando las personas que se quedaron sin casa a viviendas de familiares y en caso de ser necesario se habilitarán albergues en los centros educativos de la zona.

La cadena de tiendas Gollo anunció que puso a disposición sus 150 locales como bases de recolección de donativos de alimentos no perecederos, ropa en buen estado, pañales y artículos de higiene personal para los afectados por el incendio. El comité de la Cruz Roja de Heredia también está recolectando ayudas.

Los afectados pusieron las cosas que salvaron en las aceras y calles. Foto: Rocío Sandí Z.
Los afectados pusieron las cosas que salvaron en las aceras y calles. Foto: Rocío Sandí Z.