Rocío Sandí.5 julio

Dos perritos policías colgaron los chalecos este viernes luego de culminar una productiva carrera de servicio.

Ellos trabajaban en la Unidad Canina de la Policía Municipal de San José y este viernes se pensionaron con un homenaje.

Horu tiene ocho años de edad y siete de servicio. Foto: Policía Municipal.
Horu tiene ocho años de edad y siete de servicio. Foto: Policía Municipal.

Uno de los canes se llama Horu, tiene ocho años de edad y siete de servicio y el otro es Tay, con 10 años de edad y siete de servicio.

Ambos están especializados en la detección de drogas y además participaron en múltiples programas preventivos realizados en escuelas y colegios.

Los peluditos son raza Pastor Belga Mallinois y los dos se caracterizan por ser nobles y muy llevaderos.

Allan García fue el guía de Horu y asegura que se siente satisfecho de todos los trabajos que hicieron juntos.

“Él es muy noble y además de detectar drogas también está entrenado en guardia y protección. Él es muy hábil, recuerdo un trabajo que hicimos una vez en el centro de San José, en el bulevar de la avenida Central, en el que encontró una droga.

Tay tiene diez años de edad y siete de servicio. Foto: Policía Municipal.
Tay tiene diez años de edad y siete de servicio. Foto: Policía Municipal.

“Esa vez los compañeros recibieron el reporte de una dosis de marihuana que estaba escondida en unos locales comerciales y no podían encontrarla, por lo que nos llamaron y Horu pudo dar con la droga que estaba metida entre las cortinas de metal de una tienda”, recordó el oficial.

García contó que ahora que el perrito ya no trabajará más, se lo llevará para su casa para chinearlo bastante.

“Ya una vez en unas vacaciones yo había llevado a Horu a la casa y estuvo compartiendo con mi esposa y con mi hijo de dos años. Yo sé que ahora que va a estar con nosotros siempre, se va a adaptar rápido a su nueva vida, lo vamos a chinear bastante”, aseguró el oficial.

Por su parte Gerardo Montero, guía de Tay, asegura que ese can siempre ha sido de un temperamento muy estable.

“Ya es tiempo de que Tay tenga una mejor calidad de vida, se lo merece. Él se va a quedar viviendo en la municipalidad porque necesita un estricto control veterinario, pero ahí lo van a tener bien cuidado y lo van a sacar a caminar y hacer la actividad física que él necesita”, detalló.

7 años estuvieron en servicio los perritos

Despedimos esta mañana a nuestros oficiales caninos Horu y Tay, quienes tras 7 años de servicio se retiran de sus tareas policiales. Pasan a disfrutar de su tiempo de descanso. Gracias compañeros caninos! 🐶🐶 Municipalidad de San José Johnny Araya

Posted by Policía Municipal de San José on Friday, July 5, 2019

Montero dice que sabe que le va a costar acostumbrarse a trabajar sin el perrito, pero también es consciente de que será por su bien.

Como uno de los casos anecdóticos de Tay, las autoridades contaron que una vez los oficiales del OIJ detuvieron un carro en el que creían que había droga, pero al revisarlo no encontraron nada, por eso llamaron al agente canino y este detectó medio kilo de marihuana que estaba escondido en el foco de la luz de freno.

Este viernes, en una ceremonia de despedida, los guías de los perritos entregaron los chalecos al alcalde de San José, Johnny Araya, como símbolo que de que ahora pasarán a disfrutar de su merecida jubilación.

“Me va a hacer mucha falta, él prácticamente es un miembro de mi familia porque siempre me lo llevaba para la casa en vacaciones”. Gerardo Montero, guía de Tay