Rocío Sandí.25 febrero
Rojas es la primera persona en el país condenada por maltratar un animal. Foto: Alonso Tenorio.
Rojas es la primera persona en el país condenada por maltratar un animal. Foto: Alonso Tenorio.

Los relatos de tres testigos presenciales de las violaciones que sufrió una perrita, de nombre Ala, fueron claves para que un indigente de apellidos Rojas Araya, de 55 años, fuera condenado a un año de cárcel.

La histórica sentencia fue dictada este lunes en la mañana en los Tribunales de Pavas por la jueza Sonia Quintana Ujueta, quien fue la encargada de dirigir el debate que se desarrolló el viernes pasado.

Esta es la segunda vez que un caso de crueldad animal llega a los Tribunales de Justicia, pero es la primera condena.

El primer juicio se llevó a cabo en julio del año pasado en Atenas y la víctima fue un perro de nombre Campeón, al que supuestamente mantuvieron amarrado con un cordón de zapato hasta causarle serias heridas en el cuello.

Los animalistas se pusieron a aplaudir al escuchar el fallo de la jueza. Foto: Alonso Tenorio.
Los animalistas se pusieron a aplaudir al escuchar el fallo de la jueza. Foto: Alonso Tenorio.

En esa ocasión el testigo principal del caso era un hermano de la acusada y él se negó a ir a declarar contra su allegada, por lo que al final la mujer fue absuelta por falta de pruebas.

Una situación muy diferente fue la que se vivió en Pavas ya que Ángela Quesada Abarca, Joselyn Hidalgo Mena y Pablo Castro Castro, con voz fuerte y tajante, relataron ante la jueza las barbaridades que vieron cometer a Rojas.

Los tres contaron que, en dos ocasiones diferentes, el 18 y el 27 de octubre del 2017, vieron al indigente abusando a la perrita que ante tales abusos no hacía más que pegar gritos debido al dolor que sentía.

Fue tal la contundencia de los testimonios que la misma abogada del imputado, Laura Salazar, aceptó en sus conclusiones la culpabilidad de su representado, pero pidió que se le dieran la pena mínima, tres meses por cada delito, para un total de seis.

Los cuidadores de Ala prefirieron no llevarla al debate para que no perdiera la paz. Foto: Cortesía de ABAA.
Los cuidadores de Ala prefirieron no llevarla al debate para que no perdiera la paz. Foto: Cortesía de ABAA.

Salazar también pidió que a Rojas le dieran el beneficio de ejecución condicional de la pena, es decir, que cumpliera la condena fuera de prisión debido a que no tiene antecedentes penales, pero la jueza prefirió mandarlo a encerrar.

“El Tribunal considera que en este caso no es procedente aplicar la pena mínima ni máxima, sino una pena de seis meses para cada uno de los delitos. En cuanto al beneficio de ejecución condicional de la pena, el Código Penal establece que este beneficio procede cuando la pena es menor a tres años de prisión y que el sentenciado no tenga antecedentes penales.

“En este caso, estos requisitos sí se cumplen plenamente, lo que no se cumple es lo dispuesto en el artículo número 60 que establece que la condena se basará en el análisis de la personalidad del imputado y su vida anterior al delito, especialmente en su arrepentimiento y el deseo de buscar reparar las consecuencias causadas.

Condenan a indigente por violar a perrita dos veces

“Es criterio del Tribunal que en este caso eso no se cumple, porque se ha valorado que usted es una persona en estado de indigencia… es adicto a las drogas y al alcohol y esas condiciones determinan que en libertad usted no va a cumplir con ninguna condición que se le imponga”, explicó la jueza.

Animalistas felices

Al finalizar la lectura del por tanto, los animalistas que estaban en la sala de juicio empezaron a aplaudir, celebrando la histórica sentencia.

Maricruz Uba, abogada demandante y presidenta de la Asociación para el Bienestar y Amparo Animal (ABAA), dijo que se sentía muy satisfecha con la decisión.

“Como amante y defensora de los animales me siento sumamente satisfecha porque en este caso sí se hicieron las cosas bien, sí se siguieron los protocolos. La presión de la gente y de los testigo fue vital, importantísima. Cómo es posible que este señor ejecutara esos actos a vista y paciencia de todo el mundo y a plena luz del día.

Los rescatistas celebraron el fallo ya que sienten que les da un gran empujón en su labor.

“Ese hombre es un peligro para la sociedad, es un peligro para la salud pública y yo hoy me siento muy satisfecha de nuestro Poder Judicial. Felicito a la señora jueza porque fue una sentencia bien razonada y muy aplicada a la realidad”, aseguró.

Rojas descuenta prisión preventiva desde el 24 de diciembre pasado cuando fue detenido luego de ser declarado reo rebelde, ya que se ausentó de una audiencia preliminar del proceso. La jueza le amplió la prisión al imputado por seis meses mientras la sentencia queda en firme.

Los meses que él ha estado preso deberán ser descontados de la condena, por lo que Rojas estaría libre a finales de este 2020.

“Ya es hora de que las personas entiendan que los animales se respetan y que quien los maltrate enfrentará consecuencias legales”, Maricruz Uba, abogada.
El sujeto estuvo callado y desinteresado durante el juicio. Foto Alonso Tenorio
El sujeto estuvo callado y desinteresado durante el juicio. Foto Alonso Tenorio