Diario Récord de México.10 noviembre

La final de la Libertadores entre Boca Juniors y River Plate pone en aprietos a José Acosta, un aficionado de xeneize que puso como fecha de su boda el 24 de noviembre, sin imaginarse que ese día se jugará el partido de vuelta del superclásico argentino que definirá al próximo campeón continental.

“Apenas me enteré que la final iba a ser el sábado 24 de noviembre y encima ante River, quise suspender el casamiento. ¡Me quería morir!”, mencionó José en entrevista para el diario argentino Olé. Acosta se casará ese día con Solange Gómez.

El duelo se jugará a las 2 p.m. hora tica y la boda será a las cinco, por lo que se sentirá frustrado si el partido se alarga.

José Acosta junto a su mascota, horas previas al juego de ida de la final entre Boca Juniors y River Plate. Foto twitter
José Acosta junto a su mascota, horas previas al juego de ida de la final entre Boca Juniors y River Plate. Foto twitter

“No sé cómo voy a hacer para estar a tiempo en la iglesia si se demora el final. Uno no puede hacer esperar al sacerdote, es una locura. Ya les dije a todos que si ganamos la Libertadores, no me esperen. Yo voy a festejar sí o sí”, comentó el aficionado.

El superclásico del fútbol argentino es uno de los partidos donde se puede ver a fanáticos de ambos equipos desbordarse de pasión y hacer locuras por sus colores, y en este caso, José está dispuesto a perder al amor de su vida por el amor que siente por su equipo.

Este partido entre Boca Juniors y River Plate no será uno mas, será un duelo histórico porque por primera vez se enfrentan en una final de la Copa Libertadores, nadie se lo quiere perder y menos José.

“Yo soy el único inteligente de mi familia. Ellos son todos de River Plate y la mayoría de mis amigos y de los invitados también. Ya le dije al dj de la fiesta que si gana Boca ponga el himno de la doce”, señaló al diario argentino.

José Acosta junto a su novia Solange Gómez, la cual podría perder si se ausenta de la boda, el 24 de noviembre. Foto twitter
José Acosta junto a su novia Solange Gómez, la cual podría perder si se ausenta de la boda, el 24 de noviembre. Foto twitter

Además el aficionado también comentó que desea formar parte de la historia porque esta será la última final que se juegue a doble partido, ya que partir del 2019 la Conmebol tomó la decisión de que se juegue a partido único, como se hace en Europa con la Champions League.

Ahora José y su novia podrían topar con la buena fortuna de que su boda transcurra de forma normal porque todo indica que los dos cuadros juegan la ida este domingo y la vuelta se jugaría el domingo 25 de noviembre.

Pero ahora nace la consulta. ¿Dejaría de lado José Acosta su luna de miel por observar la final de vuelta?