Andrés Mora.11 octubre
A Bryan Ruiz y la Sele la cuerda les duró 45 minutos, Foto: Imago7/ Etzel Espinoza
A Bryan Ruiz y la Sele la cuerda les duró 45 minutos, Foto: Imago7/ Etzel Espinoza

A Costa Rica le faltó aire para ganarle a un equipo mexicano lleno de chamacos y al final se terminó perdiendo 3 por 2.

Los seleccionados le hubieran pedido un poco de aire al trompetista del ejército que se robó el show en el acto de protocolo para desplegar la bandera azteca al inicio.

La Sele echó todo el aire que tenía para ganar, pero no fue suficiente y con 45 minutos buenos no alcanzó.

Eso sí, fue un gran juego, ¿será por el efecto Gustavo Matosas? Eso no se sabrá, pero lo cierto es que el nuevo técnico nacional vio la mejor cara de Costa Rica en mucho rato.

También tuvo que ser un gran alivio para el interino, Rónald González porque le urgía una buena presentación para levantar su currículo y pulsear quedarse por ahí en la Fedefútbol.

Por supuesto que Keylor Navas tenía que sobresalir y fue clave en el juego con un tapadón cuando el marcador aún estaba en ceros.

Keylor Navas tuvo un par de tapadones, pero al final no pudo evitar la derrota. Foto: Imago7/Etzel Espinosa
Keylor Navas tuvo un par de tapadones, pero al final no pudo evitar la derrota. Foto: Imago7/Etzel Espinosa

Otro que se lució fue Joel Campbell, el jugador del Frosinone de Italia, quien ya en el minuto cuatro estaba pisando el área rival y metiendo miedo.

La zurda de Campbell andaba fina en los cobros de tiro libre. Al 8 se la puso como con la mano a Francisco Calvo, pero se adelantó un toque el defensor.

Los mexicanos parecían nerviosos, el portero Gibran Lajud iba a parar una bola y se le fue por debajo del pie, para su suerte no iba duro y reaccionó a tiempo para salvar el autogol.

México llegó por primera vez al minuto 21 y lo hizo en serio, pero ahí estaba Keylor, quien con reflejos felinos tapó el cabezazo de Ángel Zaldívar a quemarropa.

Joel andaba inquieto y al 28 le llegó el premio, porque Bryan Oviedo centró desde la izquierda y el negrazo se le anticipó al defensa José Angulo para poner el 1-0.

El Tri se picó y apenas cuatro minutos empató la mejenga.

El uno por uno cayó con un golazo de Víctor Guzmán que la agarró de seguido y de derecha después de un centro de Jorge Van Rankin.

Estaba buena la mejenga y parecía que iba a terminar el primer tiempo empatado, pero no.

Al 42’, después de una serie de rechazos le quedó el balón a Oviedo y en un remate que terminó centro le pegó en mano a Van Rankin y aunque dudó en pitarlo el central Oscar Moncada, sancionó el penal.

Dos minutos más tarde, con gran clase, la Comadreja engaño a Lajud y puso el 2-1.

Segundo tiempo intenso

Como era de esperar Ricardo “Tuca” Ferretti iba a meter más carnita para mejorar el marcador.

Mandó al portero de Chivas Raúl Gudiño y a los jugadores Jürgen Damm y Henry Martín Damm se convirtió en un dolor de cabeza para la defensa tricolor.

Tanto así que al 55 entró al área con gran clase y centró directo a la cabeza de Martin que no perdonó estar solo y con un cabezazo picado empató a dos.

El Tuca quería ganar, apenas empató metió pesos pesados. Salieron Isaac Brizuela y Roberto Alvarado por Raúl Jiménez y Jesús “Tecatito” Corona .

Ya en la segunda parte la falta de ritmo en sus clubes pasó le pasó la factura a los ticos y los cambios aztecas surtieron efecto.

Al minuto 69, David Guzmán cometió una de esas faltas que acostumbra hacer sin necesidad cerca del área.

México cobró y de nuevo Guzmán le hizo un agarroncito a un rival dentro del área que no le perdonó Moncada y pitó penal.

Drástico porque se dan muchas de estas y no se pitan en el fútbol mundial, pero era clara falta. Jiménez fue el responsable de cobrar y engañó por completo a Navas.

Nada que hacer, la Sele mejoró pero no alcanzó. Eso sí, resaltamos el juego de Allan Cruz que se mostró como los grandes los 75 minutos que jugó.

Igual quedará en la historia como el día que debutó el joven del Saprissa Jaylon Hadden.