Karol Espinoza.9 marzo
Nada de caritas en el centenario manudo. Rafael Pacheco
Nada de caritas en el centenario manudo. Rafael Pacheco

El León manudo agoniza y no hay señales de una recuperación que le dé esperanzas de clasificar a la segunda fase.

Esta vez tropezó ante un equipo de San Carlos que le ganó 3-0, que amanece este domingo como líder y que ya le había ganado 1-0 en la primera vuelta en el Morera Soto.

El golpazo se lo dio un club norteño dirigido por uno de los líderes rojinegros de los últimos tiempos, como lo es Luis Marín, es decir, para que duela más.

Ni desde las alturas de la gradería, el técnico Hernán Torres pudo arreglar un poquito lo mal que jugó la Liga. Rafael Pacheco
Ni desde las alturas de la gradería, el técnico Hernán Torres pudo arreglar un poquito lo mal que jugó la Liga. Rafael Pacheco

A esto hay que añadirle que otra vez fue el delantero Albert Villalobos el encargado de meterle una estaca en el corazón de un equipo alajuelense que este torneo ha dado claras razones de estar a años luz de ser un club histórico del fútbol tico.

Villalobos, anotador del tanto del triunfo en Alajuela, aportó este sábado dos pepinos y puso la asistencia para el tercero.

Hay que ser claros, a los rojinegros no les sale nada y no solo por las lesiones que se dan cada partido, sino por el nerviosismo y estrés de un grupo que cuando la suerte les da la espalda, apuestan a cometer muchas faltas, tal y como pasó en Ciudad Quesada.

Para no perder la costumbre, apenas a los 13 minutos de juego, tal y como sucedió en los últimos tres partidos, fue el rival el encargado de abrir el marcador y ponerle el vía crusis más duro a los alajuelenses.

Antes del gol, la mejenga carecía de emociones y se llenó de faltas por parte de los visitantes, quienes recuperaron a Porfirio López y Barlon Sequeira, quienes no estuvieron en los últimos juegos por lesión.

No pasaba nada, hasta que el portero Marco Madrigal sacó rápido tras un pase de Reggy Rivera pare enviar la bola al área manuda.

Hasta ahí parecía un balón fácil de controlar, sin embargo, José Miguel Cubero no lo pudo hacer, la pecosa picó, Porfirio López tampoco hizo nada y un vivo Villalobos metió el cuerpo, le ganó el rebote a Cubero y envió un zurdazo al marco de Pemberton.

Para no perder la costumbre, un jugador salió lesionado, esta vez fue Roger Rojas. Rafael Pacheco
Para no perder la costumbre, un jugador salió lesionado, esta vez fue Roger Rojas. Rafael Pacheco

Sobra decir que el gol en contra congeló a los manudos y la cosa casi se les pone peor al minuto 24 cuando Porfirio no pudo controlar una bola, Villalobos se la ganó y remató, pero el balón pegó en el cuerpo de Pemberton.

A Alajuelense se le vendría la noche en la tarde, porque después de esa jugada perdió a Roger Rojas por un tirón en la pierna derecha.

El puesto de Rojas lo tomó el juvenil Jurguens Montenegro, movimiento que no hizo llegar a Alajuelense al área rival.

Más bien serían los sancarleños los que casi suman otro tanto al 45′, en un tiro libre de Oswaldo Rodríguez cuando Patrick salió a nada y el balón pasó frente al marco.

Recetaron goleada

Para ver la primera llegada de la Liga hubo que esperar al minuto 54 cuando Freddy Álvarez cobró un tiro libre, la bola pegó en el palo derecho, rebotó en el otro poste y cuando Cubero se alistaba para empujar, desvió al tiro de esquina Rodríguez.

Sería lo único que le veríamos a los manudos porque San Carlos seguía siendo más claro en ataque y si no sumó el segundo, fue porque un remate cruzado de Cordero, lo desvió en la línea de gol Cubero, al minuto 62.

Los norteños ganaron justamente. Rafael Pacheco
Los norteños ganaron justamente. Rafael Pacheco

Los rojinegros hicieron un cambio más, sacaron a Álvarez por Daniel Villegas, no obstante, no hubo forma de empatar y serían los norteños los que harían el 2-0 para ratificarle a los rojinegros la pésima temporada que están jugando.

De nuevo hubo un saque de puerta de Madrigal, la bola la encontró Rodríguez en medio campo, abrió rápido a Diego Madrigal que remató al pecho de Pemberton y el rebote se lo encontró Villalobos para definir de derecha el segundo de la noche.

No hubo que esperar mucho para que cayera el tercero, puesto que solo pasaron dos minutos para que en un error de Garrido, que no pudo despejar en el área, la bola le quedara a Villalobos, este sirvió al Sabo, quien definió cruzado.

A este Alajuelense parece que no hay quién lo salve.