Karol Espinoza.15 abril

Alajuelense no gana en la cancha ni en la mesa.

La apelación presentada por los manudos por el veto de un partido a su cancha no fue aceptada por el Tribunal Disciplinario de la Fedefútbol y deberán jugar el partido ante Herediano en el Estadio Nacional.

Esta acción trajo el veto del Morera Soto por un juego. Archivo
Esta acción trajo el veto del Morera Soto por un juego. Archivo

Esta mejenga será el Sábado Santo, a las 6 p.m., y podría ser la despedida oficial del torneo para el club alajuelense.

A los rojinegros le sancionaron el estadio hace una semana, después de que el aficionado Felipe Meza ingresara a la zona de entrevistas y ofendiera al delantero saprissista Johan Venegas, al que llamó muerto de hambre.

El Comité disciplinario consideró que esa zona, pese a estar fuera de la cancha, forma parte del área de juego .

"Por invasión de aficionados a la zona mixta e insultar a un jugador del Saprissa y a otros miembros del club morado, se le vetó del uso del estadio (a la Liga) por un partido”, indicó en esa oportunidad el comunicado de prensa del Tribunal.

Este lunes se pronunciaron de la siguiente forma:

"Con fundamento en las normas de los artículos 3, 5, 63, 76, siguientes y concordantes del reglamento, se rechaza la solicitud de ampliación de informes ofrecidos como prueba y la solicitud de petición de interpretaciones y delimitaciones dados como prueba para resolver. Se declara sin lugar el recurso de revocatoria y la nulidad planteada”, indicó el comunicado enviado por la la Fedefútbol.

El Tribunal agregó que recibió el recurso de apelación, pero para que lo vea ahora el Tribunal de Apelaciones de la Fedefútbol, para eso le da tres días a los manudos; sin embargo, por ser Semana Santa es casi imposible que les dé chance.