Andrés Mora.16 marzo
Zabala empezó muy mal con su autogol, después se acomodó en su debut con la Liga. Fotos Melissa Fernández
Zabala empezó muy mal con su autogol, después se acomodó en su debut con la Liga. Fotos Melissa Fernández

Juntitos y agarrados de la mano, Alajuelense y Cartaginés prácticamente salen de la pelea por meterse en la zona de clasificación en este torneo de Clausura 2019.

Con un agónico empate (2-2) en tiempo de reposición, los manudos logran salvar un poco el honor, pero de poco sirve en su anhelo por acomodarse más cerquita de los cuatro primeros puestos de la tabla y siguen viendo a los rivales desde la octava posición y a ocho puntos de distancia de los puestos de clasificación.

Parecidos andan los de la Vieja Metrópoli, que además salieron agarrados del pelo del colerón del estadio Alejandro Morera Soto, porque tenían los tres puntos en la bolsa y los dejaron ir en el último suspiro.Los paperos quedan estancados en la sexta posición cuando pudieron haber aprovechado las derrotas del Municipal Grecia y San Carlos para recortar distancias.

Además, los azules la agarraron contra el asistente número uno, José Montes, porque marcó la falta cerca del área en el descuento, que al final terminaría generando la anotación eriza para la igualdad. De tanto reclamo salió expulsado el mexicano Juan Delgadillo y le podría salir más caro de la cuenta porque se pegó una gran reclamada y habrá que esperar que reporta Juan Gabriel Calderón de todo lo que dijo el futbolista.

Por poco sale con oro Cartaginés del Morera Soto. Fotos Melissa Fernández
Por poco sale con oro Cartaginés del Morera Soto. Fotos Melissa Fernández

Fue un partido de dos equipos muy limitados, que juegan más con el corazón que con las ideas y donde los porteros Patrick Pemberton y Darryl Parker fueron los verdaderos protagonistas y aunque no lo pudieron tapar todo fueron los mejores en sus respectivos equipos.

Como dato curioso, los cuatros goles fueron de cabeza en esta mejenga.

Para los rojinegros fue un día donde quizá lo único bonito que recordarán es el estreno de su nuevo uniforme. Porque antes del pitazo inicial estaban sacando pecho con el debut del joven argentino Facundo Zabala, pero el che se encargó de empezar a hacer historia, pero negativa porque al minuto uno anotó en su propia portería.

LEA TAMBIÉN

¡Qué pelada, Jafet!

Zabala estaba fajado marcando a un rival en una jugada de tiro de esquina, pero en su intento por despejar de jupa más bien la desvió lo suficiente para que se le clavara a Patrick en el marco.

Le tocó remar a los erizos contra corriente, en una mejenga dirigida por asistentes técnicos, porque los técnicos Hernán Torres y Martín Arriola, están expulsados.

Se salvó el cuadro manudo que rápido encontró el camino al gol, fue al minuto 17, en un momento donde se fueron con todo hacia el marco rival. En una de esas Allen Guevara sacó un buen centro por la derecha, Porfirio López se elevó en el segundo palo y de cabeza la tiró al centro donde estaba José Miguel Cubero para terminar de empujar la pecosa con su cabeza para el uno por uno.

Cubero enderezó el barco por unos minutos con su golcito en el primero tiempo. Fotos Melissa Fernández
Cubero enderezó el barco por unos minutos con su golcito en el primero tiempo. Fotos Melissa Fernández

Después de esto empezó el show de porteros.

Darryl hacía un tapadón y en la siguiente jugada Pemberton respondía. Algunos tiros iban apenas para la foto y ellos se lucían, parecían pulpos.

La agonía manuda

En la segunda parte apareció la agonía manuda, y no estamos hablando de la iglesia que queda en el centro de esa provincia.

Nos referimos al sufrimiento porque Erick Cabalceta les reventó una bola en el palo y después Patrick los tenía que salvar.

Algunos aficionados no aguantaron el estrés y se metieron a la cancha para reclamarle a los jugadores. Fotos Melissa Fernández
Algunos aficionados no aguantaron el estrés y se metieron a la cancha para reclamarle a los jugadores. Fotos Melissa Fernández

Alrededor del minuto 75 la pasaron mal los liguistas, Marcel Hernández que había entrado de cambio, Manfred Russell y Luis Díaz probaron al arquero erizo y fallaron en sus duelos.

Hasta que al minuto 85, Cartaginés tuvo un tiro de esquina y lo aprovechó William Quirós, quien cabeceó en el primer palo y a Henry Figueroa se quitó de encima la marca de Cabalceta para clavar el segundo de los visitantes.

Parecía la muerte del León, pero no fue así. Cuando el reloj marcaba el 93, se señaló un tiro libre para la Liga, hasta Patrick se fue a cabecear. El cobró lo hizo Alex López y entre los hondureños se entendieron porque Figueroa entró con todo para matar de cabeza y sentenciar el juego y repartirse los puntos.

Juan Gabriel Calderón tuvo que cuidar a su asistente porque los brumosos lo culpan del empate. Fotos Melissa Fernández
Juan Gabriel Calderón tuvo que cuidar a su asistente porque los brumosos lo culpan del empate. Fotos Melissa Fernández

Ya no quedó tiempo para nada más, solo para algunos reclamos brumosos que no terminaron en nada porque no había nada más que hacer.