.14 febrero

Cuando se trata de amor, nadie se escapa y en el mundo del deporte, las historias de romance que terminaron en el altar son muchas y la mayoría ha soportado el acoso de la fama, la cual suele lastimar las relaciones de pareja.

El tenis profesional ofrece varios ejemplos de amor ligado al alto rendimiento, en la que destaca el caso de la alemana Steffi Graff y Andre Agassi.

Bastian y Ana son padres de dos hijos. Tomado de Instagram
Bastian y Ana son padres de dos hijos. Tomado de Instagram

Antes de la final de Wimbledon de 1992, Agassi fue a comprar un esmoquin para la ceremonia del balón de campeones de Wimbledon, en caso de que lo necesitara.

Estaba acompañado por su novia, que bromeaba con la vendedora de que Agassi solo lo compraba para impresionar a Steffi Graff, a quien pudo conocer esa noche.

Fue el primer paso en un largo viaje que los convirtió en la mejor pareja deportiva de todos los tiempos. Graff y Agassi ganaron 30 Grand Slams entre ellos (22 para Steffi, 8 para Andre) y ambos se llevaron a casa un oro olímpico.

Igual de famosos que Graff y Agassi, fueron el legendario Jimmy Connors y Chris Evert, quienes se convirtieron en pareja en la década de los 70: Evert era la novia de Estados Unidos, al ganar sus primeros Grand Slams a los 19 años. Estaban comprometidos, pero rompieron a finales del 74.

En sus memorias, Connors afirmó que Graff fue una razón de su ruptura matrimonial.

Roger Federer tampoco resistió los reveses de Mirka Vavrinec. Y es que, pese a ser ubicada más por acompañar siempre a su marido en los torneos y sufrir en la grada, los unió una cancha de tenis.

Mirak era una prometedora tenista suiza como Roger, pero las lesiones la obligaron al retiro.

También en el deporte blanco, la exnúmero uno del mundo Sloane Stephen quedó flechada por la puntería del delantero de la selección de Estados Unidos y del Toronto FC, Jozy Altidore.

“Por siempre sí”, fue la respuesta pública de ella a la petición de su enamorado. “Para siempre comienza ahora”, le respondió el futbolista en el 2017.

Algo similar pasó entre el boxeador Jhonny González y la luchadora Sexy Star. Ellos forman una de las parejas de deportistas más conocidas en México y ya llevan tiempo compartiendo batallas.

Pero si de clavarse se trata, los medallistas olímpicos mexicanos Iván “Pollo” García y Paola Espinosa llevaron su relación al máximo, tanto que ya tienen una bebé.

“A Paola tengo muchísimo de conocerla, era mi compañera en selección cuando íbamos a competencia y en 2015 hubo más acercamiento, comenzamos a hablar más de lo normal, fuimos de vacaciones a Vallarta y ahí se comenzó a dar”, compartió García.

Jozy Altidore se emparejó con la extenista Sloane Stephen. Tomado de Instagram
Jozy Altidore se emparejó con la extenista Sloane Stephen. Tomado de Instagram
Pareja de diez

La exgimnasta Nadia Comaneci, merecedora de los primeros 10 perfectos en la historia de la gimnasia, unió su vida a la del también gimnasta Bart Conner.

Se casaron en 1996, más de 20 años después de su primer encuentro, cuando ambos ganaron una competencia en el Madison Square Garden.

Otras parejas a destacar son las integradas por Tiger Woods y Lindsey Vonn, quienes en sus respectivas disciplinas son incuestionables.

El primero, amo y señor del golf mundial; la segunda, esquiadora estadounidense con medalla de oro en Juegos Olímpicos de invierno.

También en Estados Unidos, el exbeisbolista Nomar Garciaparra y la mejor futbolista de su época, Mia Hamm, se entregaron los anillos.

Al igual que Curtis Conway (receptor en la NFL) y Laila Ali, boxeadora e hija de Muhammad Ali.

La tenista Ana Ivanovic, exnúmero uno del mundo, se casó con Bastian Schweinsteiger, jugador alemán que destacó durante más de una década en el Bayern Munich antes de ganar un título de la Copa del Mundo en 2014.

La futbolista Alex Morgan y su pareja Servando Carrasco esperan a su primera hija para abril. Tomado de Instagram
La futbolista Alex Morgan y su pareja Servando Carrasco esperan a su primera hija para abril. Tomado de Instagram

Ivanovic rompió en el 2016 con el golfista Adam Scott, y unos meses después de haber empezado la relación con el germano se retiró del tenis.

Aunque después de un tiempo acabaron su relación, en el mundo de la lucha libre, John Cena y Nikki Bella se conocieron durante las giras de la empresa estadounidense WWE y con el paso del tiempo unieron sus vidas.

Los que de plano aceleraron directo al registro civil, fueron Danica Patrick y Ricky Stenhouse. Se trata de la piloto más famosa de la fórmula Nascar, quien se divorció en el año 2012, y tiempo después dio a conocer que mantenía una relación con Ricky Stenhouse, también piloto.

El fútbol mundial arroja más ejemplos. Luis Amaranto Perea y Luz Murillo. El exjugador del Atlético de Madrid comparte su vida con esta atleta de origen también colombiano, pero que llegó a competir por España y fue campeona nacional.

Una de las mejores futbolistas del mundo fue Alex Morgan, quien es pareja de Servando Carrasco, jugador del Orlando City (MLS), también se flecharon y serán padres en abril.

Finalmente, Marion Jones, una de las velocistas más reconocidas del mundo a principios de la década del 2000 tras ganar tres medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Sidney, se casó en el exvelocista Obadele Thompson.