Sergio Alvarado.16 mayo
A Bejarano se le fue una jugada que para muchos era muy difícil de ver. Foto: José Cordero.
A Bejarano se le fue una jugada que para muchos era muy difícil de ver. Foto: José Cordero.

El analista arbitral Ramón Luis Méndez considera que la anotación del Saprissa, durante la mejenga de ida este martes ante Herediano, fue una jugada tan apretada que era muy difícil de determinar en el momento si la pecosa salió o no del campo.

Las repeticiones y fotos demostraron a Méndez que el balón salió, de eso no hay duda, pero la rapidez de la jugada fue tal que se le pudo ir a casi cualquier referí.

"Es una jugada muy difícil de evaluar por la rapidez, vea que ni los mismos jugadores en la cancha reclamaron. No es un fallo que se detecta automáticamente, sino que se determina por una repetición", explicó Méndez.

Para el exárbitro, los silbateros en el país están mal dirigidos, la cabeza es lo que está fallando; sin embargo, no achaca eso exactamente a la jugada de este martes.

"En este país no está la gente idónea dirigiendo al arbitraje, pero sobre esa jugada en específico creo que le pudo haber sucedido hasta al mejor árbitro del mundo, eso es indistinto del nombre o que estén bien o mal preparados. Creo que es una jugada que sale del concepto, creo que es mala suerte para Henry", indicó Ramón Luis.

Los heredianos salieron haciéndole todo tipo de reclamos a los árbitros. Foto: Diana Méndez.
Los heredianos salieron haciéndole todo tipo de reclamos a los árbitros. Foto: Diana Méndez.

Esta opinión es contraria a la de Jafet Soto, quien sí criticó fuertemente al línea Erick Rodríguez, por no estar ubicado adecuadamente en el momento de la jugada. Para el entrenador del Herediano sí fue un asunto de capacidad, sumado a las fallas en la dirección que considera Ramón Luis.

Los árbitros tenían que haber tenido una mejor posición en ese momento, cuando menos Henry Bejarano", Ramón Luis Méndez, analista arbitral

Méndez evaluó qué fue lo que para él le falló a Bejarano en esa jugada, la cual lamenta, porque considera que estaba sacando un muy buen partido.

"Fue una situación que posiblemente no pasa si Henry hubiera corrido más la diagonal, así hubiera estado en una mejor posición para poder observar eso, pero es que la jugada es muy rápida, es muy difícil de apreciar", dijo el especialista.

El analista considera que el error del árbitro y el asistente es grave en tanto se fue al marcador, pero los jugadores que estaba en el medio les impidieron ver la jugada con claridad.

"Al árbitro le tapan totalmente la visión, se da un trabonazo, entonces ahí es donde entra en confusión y no percibe Henry cuál era la posición del balón, acá simple y sencillamente a como fallan los jugadores, le tocó fallar al árbitro", dijo Méndez.