Andrés Mora.8 enero

Gustavo Matosas se tomó buen tiempo para seleccionar a su equipo de trabajo.

El uruguayo escogió al mexicano Héctor Altamirano y al tico Douglas Sequeira para que sean su mano derecha y hasta sus guardianes en las concentraciones de la Tricolor

Matosas dice que se sintió muy bien con Douglas hablando de fútbol. Foto: Rafael Pacheco
Matosas dice que se sintió muy bien con Douglas hablando de fútbol. Foto: Rafael Pacheco

“Ellos son ayudantes, se van a encargar en algunos momentos de la parte táctica, del control de la defensa, de la pelota parada y en todo eso es lo que trabajamos juntos. Cada uno de ellos tendrá su función, pero lo que más me interesa es su visión del juego, de los jugadores y trabajos que tengamos que hacer para que el equipo funcione como queremos. También el trabajo de un cuerpo técnico implica ser como un tío, un primo de los jugadores, o a veces como policías”, comentó Matosas.

Altamirano llegó a la Sele tras renunciar a su cargo de técnico del Cimarrones de Sonora en México, mientras que el Esqueleto ya estaba en Fedefútbol dirigiendo a la sub-15.

Además de sus dos asistentes, el resto del grupo de trabajo lo completan: un entrenador de porteros, una nutricionista, dos utileros, dos masajistas, un preparador físico, dos fisioterapeutas, un médico, un analista de video y un encargado de la parte logística y administrativa.

“Quise conformar el mejor equipo para acompañarme en este gran reto y encontré en las personas que están a mi lado eso. Va a ser muy importante alimentarme de la experiencia que ya tienen y ponerla al servicio de la selección. Con este es el grupo me siento respaldado, queremos hacer un gran trabajo y llevar a Costa Rica al próximo mundial. Mi elección es por un tema de capacidades y profesionalismo, toda la gente reúne eso, así que lo que queda es trabajar”, señaló el DT.

La mayoría de profesionales mantuvieron sus puestos y seguirán trabajando para Matosas. Foto: Rafael Pacheco
La mayoría de profesionales mantuvieron sus puestos y seguirán trabajando para Matosas. Foto: Rafael Pacheco

“Héctor fue jugador mío cuando dirigí al Queretaro y desde esa época le vi perfil de entrenador, después de que se graduó seguimos charlando muchas veces, nos seguimos viendo y ha visto entrenamientos de mis equipos. Con Douglas lo que hice fue un gran análisis de su experiencia, pero sobre todo el feeling que sentí con él cuando hablamos de fútbol, eso tiene mucho que ver y los datos que conseguí me llevaron a elegirlo”, agregó Gustavo.

El técnico uruguayo tendrá su primera concentración el 21 de enero y será para preparar su debut el 2 de febrero en San José, California, ante Estados Unidos.