Andrés Mora.8 enero
Guerra tiene chineado al profe Matosas, a quien le dieron uno de los más modernos chuzos de Lexus. Foto: Rafael Pacheco
Guerra tiene chineado al profe Matosas, a quien le dieron uno de los más modernos chuzos de Lexus. Foto: Rafael Pacheco

La Fedefutbol no se anda con miserias para el técnico de la Sele, Gustavo Matosas, y lo montó en un chuzo 2019 de lujo de la marca Lexus, modelo RX450H, que vale poco más de ¢57 millones ($93 mil) y tiene aire acondicionado hasta en los asientos.

“Me voy a dedicar a aprovechar el coche, me voy a relajar y disfrutarlo”, Gustavo Matosas.

El uruguayo estaba encantado este martes cuando le presentaron su nuevo carrito para que ande por las calles de Costa Rica. El profe se refirió al carro como " un avión" cuando se sentó y lo arrancó.

La gente de la Fede y la empresa Purdy Motor firmaron una alianza y aprovecharon la presentación de todo el cuerpo técnico que inicia el proceso hacia Catar 2022 para darle el regalito a Matosas.

Este es el grupo de trabajo del charrúa. Foto: Rafael Pacheco
Este es el grupo de trabajo del charrúa. Foto: Rafael Pacheco

“Tiene techo panorámico, luces led, cosas bonitas como aire acondicionado en los asientos, cámara de reversa, cámara delantera, es un carro que en seguridad tiene ocho bolsas de aire, frenos ABS, control de tracción y se trata de que don Gustavo ande confiado, ande seguro con un carro de lujo”, explicó Jorge Guerra, Gerente de Lexus.

Guerra también confirmó que la nave es de color blanco por gusto y preferencia del nuevo entrenador nacional.

“Es un carro bastante exitoso, el profe lo anduvo y le encantó, le fascinó lo silencioso que es, ahora esperar que la Sele llegue al mundial y nos dé felicidad”, aseguró Guerra.

Este automóvil además es híbrido por lo que contamina muchísimo menos que los tradicionales, y como es de los más lujosos no tendrá ni que preocuparse por llevarlo a que le cambien el aceite y ajusten frenos porque se lo harán en su propia casa para que nunca se quede sin chuzo.

Don Gustavo se quemaba por irse a dar un vueltón. Foto: Rafael Pacheco
Don Gustavo se quemaba por irse a dar un vueltón. Foto: Rafael Pacheco

“Es híbrido pero no requiere enchufarse para cargar la parte eléctrica, cuando el motor de combustión (gasolina) se arranca por medio de un generador recarga las baterías, también en el momento que se frena se recargan baterías y si se compresiona en una cuesta también se recargan, el carro sabe cuando encender un sistema y cuando el otro”, contó el gerente.

Profe encantado

Para Matosas, quien ahora deberá poner a jugar a la Tricolor bien afinadita, como carro de lujo, el carrito quedó a pedir de boca. ¡Cuidado pierde!

“Agradecerle a la Federación tantas cosas buenas que nos han brindado y la verdad cuando surge la posibilidad de Lexus, lo que más nos entusiasmó es que era un coche híbrido, pero voy a decir la verdad, yo no entendía bien que era eso, pensé que tenía que llegar a la casa y enchufarlo, pero ya vine, me explicaron y me pareció sensacional, y sobre todo el compromiso con el medio ambiente”, contó Matosas.

Javier Quirós le dio el carro pero por otro lado lo comprometió a dar buenos resultados. Foto: Rafael Pacheco
Javier Quirós le dio el carro pero por otro lado lo comprometió a dar buenos resultados. Foto: Rafael Pacheco

“Voy a disfrutar el coche porque me van a dar los mantenimientos y eso me estresa mucho, me voy a relajar para disfrutarlo”, agregó con una gran sonrisa.

Eso sí, también salió comprometido porque Javier Quirós, presidente del Grupo Purdy Motor, le pidió buenos resultados deportivos.

“Nos pareció que con esta nueva estrella, don Gustavo, nosotros debíamos pertenecer a este juego, así que don Gustavo este patrocinio en realidad tal vez lo damos nosotros pero yo lo pongo a nombre de todos los costarricenses y para que ponga a la selección en el próximo mundial, ponga a vibrar este país, a gozarla, a tirarnos a las calles, a hacer huelga de alegría y parar el tránsito para que todos en Costa Rica disfrutemos momentos alegres como en el pasado, le endoso la responsabilidad de que nos haga felices y nos haga campeones mundiales”, se rajó Quirós.