Andrés Mora.21 agosto

La bronca entre barras del pasado sábado en el Estadio Nacional de Honduras, en la previa al duelo entre Olimpia y Motagua es una gran llamada de atención para los clubes, ministerio de Seguridad y afición en Costa Rica.

La Liga considera tener actualmente una gran relación con La Doce para poder erradicar la violencia. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
La Liga considera tener actualmente una gran relación con La Doce para poder erradicar la violencia. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

La Ultra (Saprissa), La Doce (Liga), La Fuerza Azul (Cartaginés) y La Garra (Herediano), han sido protagonistas de serios enfrentamientos que pusieron a los involucrados en la seguridad del país y los clubes a trabajar.

El último de los sustos fue el 27 de agosto del 2017, en las afueras del estadio José Rafael “Fello” Meza, cuando un aficionado del Herediano agredió violentamente con una piedra a Esteban Araya, aficionado brumoso.

Las imágenes de la brutal agresión en Cartago son muy parecidas a lo ocurrido en Honduras, con la fortuna de que en aquella ocasión no hubo víctimas mortales.

El experto en seguridad, Álvaro Ramos, considera que Costa Rica tiene todos los síntomas para que ocurra una tragedia como la que se vivió en territorio catracho.

“Los ’hooligans’ como se les conoce en Europa tienen la característica que son territoriales, el enfrentamiento con otras barras es su modo de ser, no es excepción, luego hay elementos de existencias criminales que viven y están en esos ambientes”, explicó Ramos.

4 muertos hubo el fin de semana pasado en Honduras.

“Hay personas con amplio récord criminal que desahogan sus desajustes sociales en este tipo de violencia, esos desajustes, más alcohol y drogas pueden desencadenar en eso (caos en Honduras)”, agregó.

Aficionados catrachos terminaron afectados por los gases y fuera del estadio muchos heridos y cuatro muertos. (Victor Colindres/La Tribunal via AP)
Aficionados catrachos terminaron afectados por los gases y fuera del estadio muchos heridos y cuatro muertos. (Victor Colindres/La Tribunal via AP)

Don Álvaro asegura que en los últimos dos meses se han presentado amagos de violencias en ciudades por donde pasan algunas barras o hay partidos de estos equipos, pero están bien controladas y no se pasa a extremos.

“Hoy en Liga Deportiva Alajuelense existe un diálogo con ellos, donde incluso se realizan actividades de responsabilidad social”, Ferlin Fuentes, vocero de Liga Deportiva Alajuelense.

Según Ramos, es ahí donde el fútbol nacional está fortalecido, aunque no se debe bajar la guardia porque en una que va y otra que viene se arma una bronca con vidas que lamentar.

Luis David Sánchez Sanabria, miembro de ‘la Garra’ del Herediano, fue condenado el 30 de agosto del 2018 a 10 años de cárcel por golpear con una piedra al aficionado del Cartaginés, Esteban Araya Arias, el 27 de agosto del 2017.

“No creo que estemos tan cerca de repetir lo de Honduras porque ha habido veto y control, el problema es que Honduras es una de las sociedades más violentas del mundo y se está reflejando lo que es la sociedad. Costa Rica no tiene ese elemento, lo que sí hemos tenido son ejemplos de encontronazos después de los partidos”, comentó Ramos.

A ponerse las pilas

El experto en seguridad sugiere fortalecer las medidas que ya se han tomado.

“Yo recomendaría actualización del sofware de reconocimiento facial, que en China está muy desarrollado, permitiría definitivamente controlar la entrada a los eventos deportivos, sería una ventaja técnica para no permitir la entrada de los elementos más violentos.

“Tenemos que cambiar un poco las leyes y el comportamiento de la doctrina judicial para prevenir la violencia, esa es la parte difícil de cumplir, porque técnicamente no es nada complicado, pero sí necesitamos instrumentos legales y tecnológicos”, dice don Álvaro.

Bien vigilados

Los principales clubes del país consideran que van por buen camino para evitar que se llegue a tal extremo.

“Lo tomamos, primero con mucha tristeza y reprochamos actitudes como esas a nivel internacional y nacional, el fútbol no es una excusa para desatar nuestras iras y pasiones, el fútbol es una invitación a disfrutar en familia de manera sana.

"Por lo menos Fuerza Herediana es contraria a las barras organizadas, no las patrocina ni las promueve, y cosas como estas confirman que las políticas que hemos adoptado son las adecuadas”, indicó Juan Carlos Retana, presidente del Herediano.

El aficionado brumoso Esteban Araya recibió una pedrada en la cabeza en las afueras del Fello Meza. Foto captura de pantalla
El aficionado brumoso Esteban Araya recibió una pedrada en la cabeza en las afueras del Fello Meza. Foto captura de pantalla

Por su parte, Saprissa tomó medidas, incluso, de cara al duelo de este miércoles contra Águila de El Salvador.

“Saprissa no permitirá el ingreso de barras visitantes organizadas para el juego contra Águila. El club tomará medidas pertinentes y que están a su alcance para buscar garantizar un espacio seguro dentro de sus instalaciones. Además, Saprissa se solidariza con las victimas y aficionados afectados por los actos de violencia en Honduras”, dijo el Monstruo mediante un comunicado de prensa.

También Alajuelense se arrolló las mangas para ponerse a bretear en el tema.

“El fútbol costarricense dio un paso importante en los últimos años, con el hecho que las barras visitantes no tengan acceso a los estadios de los equipos locales. Al menos en Liga Deportiva Alajuelense los controles de seguridad siempre se mantienen latentes en cada juego, indistintamente si se trata de un juego clase A o B”, indicó Ferlin Fuentes, jefe de prensa manudo.

“Otro paso importante está en tomar el consejo de las autoridades, en múltiples reuniones se nos aconsejó que el tema de erradicar las barras es complejo, por ende, lo mejor era tener conversaciones con los líderes y entablar diálogos. Hoy en Liga Deportiva Alajuelense existe un diálogo con ellos, donde incluso se realizan actividades de responsabilidad social”, agregó Fuentes.

El encargado de prensa de Cartaginés, Jeison Solano, explicó que desde la bronca en la que un aficionado recibió una pedrada en la cabeza, la barra brumosa se disolvió, pero que igual le prohibieron la entrada al estadio.

“Luego de diversos incidentes el club tomó la decisión de no permitir el ingreso de barras al estadio, el Fello Meza es un estadio con un ambiente familiar”, aseguró Solano.