Agencia AP.8 julio

La expectativa de los morados es alta con Byron Bonilla, quieren ver de qué es capaz ahora que es ficha del Monstruo y él lo sabe. La presión de debutar se la sacó el domingo en el clásico sin colores y ahora quiere ponerle más.

El pinolero se ve bien, habrá que ver si se puede echar el equipo al hombro con su fútbol. Fotografía José Cordero
El pinolero se ve bien, habrá que ver si se puede echar el equipo al hombro con su fútbol. Fotografía José Cordero

Aunque el marcador ante los manudos fue en contra (perdieron 3-1), los comentarios sobre el nicaragüense fueron buenos, hasta Wálter Centeno le echó miel al volante de 25 años.

Tras el partido también quedó claro que Bonilla es de pocas palabras, ante los micrófonos no es tan suelto como cuando tiene la pecosa y un rival al frente.

“Bueno, haber estado con él (Wálter Centeno) en Grecia me dio mucha confianza para llegar acá, sé que hay mucha presión, pero se trabajar para poder estar bien y ser bien recordado”, señaló Byron.

“Ellos (la afición) pueden estar tranquilos porque vengo a darlo todo, sé que habrá días buenos y otros no tan buenos, pero eso no impedirá que dé mi mayor esfuerzo en la cancha”, agregó el pinolero.

Para muchos, Bonilla podría convertirse en el “nuevo Colindres” pues tiene condiciones similares.

“Me ayuda mucho mi juego, pero aunque haya dos o tres jugadores buenos, si el resultado no es positivo para el equipo no va a servir de mucho. Jugué por la banda derecha que no es muy habitual en mí, pero me sentí muy bien, el equipo me ayuda para sentirme bien”, comentó el futbolista.

El jugador dice que los resultados no preocupan, pero sí son una llamada de atención para espabilarse.