Andrés Mora.22 enero

La fuerza de Sansón se fue cuando le cortaron el pelo, pero Christian Bolaños no necesitó apearse la barba para que él y Saprissa se debilitaran y no pudieran pasar del empate 0-0 ante el Municipal Pérez Zeledón.

Así de dura estuvo la cosa para la defensa del Pérez Zeledón. Foto: Rafael Pacheco
Así de dura estuvo la cosa para la defensa del Pérez Zeledón. Foto: Rafael Pacheco

Tardó Bola en hablar de su cábala para pasearse en la suerte que lo acompañó durante las primeras tres fechas del Clausura 2020. En cada una había anotado y dijo que no se apeaba los pelos de la cara hasta que frenara la racha.

Habrá que ver si Christian considera que ya es momento de cortársela por no haber hecho golcito este miércoles por la noche ante los Guerreros en la Cueva, ya que si no es tan drástico tiene chance para dejarla crecer más pues su equipo tampoco perdió, que es algo bueno.

¿Bola se volará la barba o no? Ya lo veremos en el próximo partido. Foto: Rafael Pacheco
¿Bola se volará la barba o no? Ya lo veremos en el próximo partido. Foto: Rafael Pacheco

Lamentablemente para Wálter “Paté” Centeno, sus pupilos y la afición morada cortaron su marca perfecta y perdieron los primeros dos puntos del campeonato, dando oportunidad a los rivales de acercarse al liderato.

Lo más rescatable fue el debut del chamaco Wálter Cortés, que jugó 67 minutos por la banda izquierda.

En la primera parte fue un juego en el que el equipo visitante se plantó bien. Al minuto 1, el cuadro de Omar Royero ya tuvo una clara en la cabeza de Alexis Ramos, estaba solo en el área chica, pero su remate fue directo a las manos de Aarón Cruz.

Mariano no anda muy fino que digamos y no colaboró mucho la noche del miércoles. Foto: Rafael Pacheco
Mariano no anda muy fino que digamos y no colaboró mucho la noche del miércoles. Foto: Rafael Pacheco

A parte de eso, los primeros minutos del partido fueron malos, ambos clubes eran muy imprecisos y no dejaban a la clientela disfrutar de un buen espectáculo en la Cueva.

Cuando el reloj iba a marcar los seis minutos, Aarón entregó la bola al rival, Jake Beckford se dejó la pecosa, pero en vez de irse al marco o tirar, porque tenía todo el panorama libre, agarró para una esquina, se quedó sin ángulo y al final la jugada terminó en nada.

Jake le salvó, incomprensiblemente, la torta al portero morado.

Fue hasta el minuto 20 cuando la "S" se asomó al marco de Guido Jiménez. Fue una buena jugada de Mariano Torres por derecha, Ariel Rodríguez anotó de cabeza, pero le anularon el golcito porque estaba en fuera de lugar.

Se espabiló por unos segundos el local y segundos más tarde Johan Venegas agarró una bola de seguido y remató con derecha, pudo haber sido un golazo, pero Guido estaba perfectamente ubicado para frenar el gol.

Ariel tuvo algunas oportunidades para tocar la gloria, pero no llegó fino. Foto: Rafael Pacheco
Ariel tuvo algunas oportunidades para tocar la gloria, pero no llegó fino. Foto: Rafael Pacheco

La siguiente de peligro fue al 31′. Doble torta de Johan Cortés, perdió la bola y no le hizo falta a Ricardo Blanco, el saprissista centró, Ariel estaba solo y con todo el marco a disposición, pero se la pegó al defensor que tenía en frente.

Para cerrar los primeros 45 minutos, Mariano se durmió y Luis Carlos Barrantes le quitó la bola, se la dejó a Gustavo Díaz, quien tiró a marco y por centímetros no se fue al camerino celebrando.

No cayó el golcito

Arrancaron los segundos 45 minutos y el Monstruo entró con todo.

El primero que la tuvo para tocar la gloria fue nuevamente el Samurai, apenas al 47′, pero se armó un molote en el área chica y más bien la terminó sacando.

Wálter Cortés tuvo su momento, debutó en la máxima categoría. Foto: Rafael Pacheco
Wálter Cortés tuvo su momento, debutó en la máxima categoría. Foto: Rafael Pacheco

Al 49′ Bola dejó claro que no era su día. Dennis Castillo en un intento por despejar se la dejó muerta, pero Christian la tiró por fuera.

En el segundo tiempo, el portero generaleño tuvo su momento de lucirse. A David Guzmán le tapó perfectamente un remate al 63′.

¡Pero qué va! No hubo Saprihora y la visita tampoco logro sacudir las redes, ninguno aprovechó los cinco minutos de reposición, aunque a los Guerreros les ardió el rancho y se salvaron de puro milagro. Se acabó el paso perfecto del Monstruo, que sigue líder, pero con los rivales pisándole los talones.