Luis Quirós.15 septiembre

Nacido en Sarchí hace 72 años, José Francisco Vargas Núñez, más conocido como Chicón desde que está en la escuela, es, para muchos sancarleños, el dueño del grito de guerra de los Toros del norte en el Carlos Ugalde Álvarez.

“Aunque vine al mundo en Sarchí, me siento muy orgulloso de poder gritar con todo mi corazón que soy sancarleño por los cuatro costados, porque siendo muy niño, mi familia se vino a vivir a esta tierra bendita por Dios y soy seguidor de San Carlos desde que di mis primeros pasos en la zona norte”, contó Vargas.

Ponerse en manos de Dios es de las primeras cosas que hace el sancarleño José Francisco Núñez Vargas, al llegar al Carlos Ugalde. Foto Facebook Sancarleños por amor 100 %
Ponerse en manos de Dios es de las primeras cosas que hace el sancarleño José Francisco Núñez Vargas, al llegar al Carlos Ugalde. Foto Facebook Sancarleños por amor 100 %

Después de dedicarle toda su vida a un taller mecánico, el pensionado aprovecha su tiempo libre para acompañar al equipo campeón nacional cada vez que juega.

Sobre todo porque el estadio le queda cerca de la casa, la cual está ubicada en el centro de Ciudad Quesada, al costado sur de la escuela San Gerardo.

“Lo hago porque quiero a los Toros y a nadie más, es más, soy de los primeros en llegar al estadio, me siento en mi silla y lo primero que hago es rezarle a Dios porque debo pedirle que todo salga bien para los que estamos disfrutando del partido”, explicó.

-¿Por qué le dicen Chicón?

Cuando estaba en la escuela tuve un problema con un compañero y alguien preguntó quiénes eran los del pleito, entonces alguien dijo, ‘es ese grandote, el tal Chicón’. Porque como a los Francisco se les dice Chico, pero por mi estatura me apodaron desde ese momento como Chicón.

-¿Es cierto que muchos de los norteños le piden que haga el grito de guerra?

En realidad sí, para que los jugadores sientan que estamos con ellos, pero no solo eso, cuando hay que gritar para que se pellizquen o bien señalarle algo a los dirigentes, también me lo piden y lo hago. Eso sí, tengo una educación muy grande que me dieron mis padres y no veo la necesidad de utilizar palabrotas para decir algo.

José Francisco Vargas Núñez, tiene su silla especial cerca de las cabinas de transmisión en el estadio Carlos Ugalde Álvarez. Foto cortesía
José Francisco Vargas Núñez, tiene su silla especial cerca de las cabinas de transmisión en el estadio Carlos Ugalde Álvarez. Foto cortesía

-¿Trabajó alguna vez con el club?

Sí, en realidad siempre he estado ahí cerca, inclusive poco antes de que llegara Luis Carlos Chacón (el vocal) al equipo, ayudé varias veces a comprar tacos para los jugadores, o a ayudar con plata para lo que se necesitara, recordando que hace años también fui dirigente de la institución, que sin duda es mi vida.

54 años de existencia de los Toros del Norte

-¿Así como llega temprano al Carlos Ugalde, también lo hace en otros estadios?

Sí, lo hago igual y casi siempre me acompaña mi esposa, Rita Lorena Zamora Marín, y un grupo de amigos que tenemos al equipo en el corazón.

Contento

Chicón, que tuvo que esperar 72 años para ver a su equipo levantar la copa, señala que parte de que ese sueño se le hiciera realidad fue la incorporación de Luis Carlos Chacón a la administración de conjunto norteño.

"La llegada de este muchacho al club ha sido un éxito total, porque nuestra institución ha cambiado radicalmente, al punto de que ahora tenemos uno de los mejores estadios del país y llegará a ser el número uno muy pronto.

“Pero no puedo dejar de lado el apoyo fabuloso de la municipalidad, con don Alfredo Córdoba y todos los patrocinadores que han creído en el proyecto llamado San Carlos más que fútbol”, dijo muy contento.

Don José Francisco espera que en diciembre el tamal de navidad llegue con un ingrediente muy especial que ya probaron y les encantó.

Chicón y sus amigos no se pierden tampoco los juegos de los Toros fuera de casa. Aquí en el estadio de Grecia en octubre pasado. Foto cortesía
Chicón y sus amigos no se pierden tampoco los juegos de los Toros fuera de casa. Aquí en el estadio de Grecia en octubre pasado. Foto cortesía

“Se que al equipo le ha costado mucho este torneo, pero ya está en el camino ganador y espero comerme el tamal de Navidad con otro título al lado, como bicampeón y también sé que San Carlos será de ahora en adelante un equipo que siempre va a pelear por títulos y estaremos en muchas ocasiones en torneos internacionales”, añadió.

Vargas cerró enviándole un mensaje a los más chiquitines que también siguen al cuadro de la zona norte.

“Yo insto a todos los jóvenes a seguir de lleno al equipo, porque tenemos para luchar por todo lo mejor juntos y espero que otros no dejen de llegar al estadio y pongan su granito de arena, todos los sancarleños juntos seremos muy fuertes y así los grandes no podrán celebrar más en nuestra casa”, manifestó el popular Chicón.