Karol Espinoza.19 agosto
Limón no levanta cabeza en el torneo, el sábado cayó 4-3 ante San Carlos y se mantiene último de la tabla. Prensa AD. San Carlos
Limón no levanta cabeza en el torneo, el sábado cayó 4-3 ante San Carlos y se mantiene último de la tabla. Prensa AD. San Carlos

El último lugar de Limón en la tabla de posiciones no es casualidad y la cosa podría ponerse peor esta semana.

Edder Nelson, futbolista caribeño, dijo este mediodía en Teletica Deportes que tienen salarios atrasados, que algunos jugadores llegan sin desayunar y si no les pagan, no se presentarán a jugar el domingo, a las 3:05 de la tarde, ante Saprissa, en el Juan Gobán.

Añadió desconocer quién es el jefe del equipo a nivel administrativo y tocaron las puertas de la Asociación de Jugadores Profesionales (ASOJUPRO) para ver si les ayudan.

Ante esto llamamos a Dennis Viveros, administrador del equipo hasta hace mes y medio, quien asegura tener amigos inversionistas asiáticos, dedicados al negocio de los casinos, que desean echarle una mano al club; sin embargo , ponen una condición: que el actual administrador Jorge Castillo se vaya.

"Ellos me dieron diez días de tiempo que se cumplen este miércoles, si este señor no se va (Castillo), yo me retiro, ya gasté el dinero que tenía y si eso es así, el club entrará en crisis.

“Que don Carlos Pascal me dé mi plata y me voy ", señaló Viveros.

“Los jugadores están conmigo, yo quiero al equipo,estoy ayudando al equipo”, Denis Viveros.

Según su explicación, él llegó al equipo de la Tromba con el apoyo de Pascal, dueño del equipo, no obstante, se fue hace mes y medio y llegó Castillo, según dijo Viveros, porque Kurt Bernard lo llevó con la mejor de las intenciones, pero la cosa no ha funcionado.

Según Viveros, mientras él estuvo en el equipo caribeño, siempre se le pagó puntual a los jugadores, eso sí, contó que hay una deuda de ¢200 millones por cancelar.

Viveros dice que a él don Carlos Pascal le debe plata. Alonso Tenorio.
Viveros dice que a él don Carlos Pascal le debe plata. Alonso Tenorio.

“Es plata (los ¢200 millones) que se le adeuda a jugadores, finiquitos, demandas de exfutbolistas, a algunos les bajaron el sueldo; Limón está hecho un desastre”, insistió Dennis.

Viveros espera que la cosa se solucione de aquí al miércoles para que el partido contra Saprissa se juegue y recordó que los jugadores lo llamaron para contarle lo que están pasando al no tener plata para comer, ni para los pasajes del bus, por lo que él ha intentado echarles una manita.

“Al frente del equipo estoy yo, estoy dando platica a los futbolistas, pero tampoco puedo tirar mi plata porque, ¿quién me la va devolver? Don Carlos (Pascal) me debe mucho dinero, sé que él no tiene ahorita, que cometió un error y que va a hacer lo posible.

“Para poder jugar tranquilos ante Herediano (el miércoles 14 de agosto, cuando Limón perdió 3-2), les di una platita a cada uno. Me dijeron que desde que yo me fui no les daban nada”, indicó el dirigente.

La Teja intentó conocer la versión de Castillo, enviamos unas preguntas a su correo electrónico; sin embargo, no las ha respondido.

Limón es último de la tabla de posiciones con tres puntos de veintiuno disputados.