Diario AS, España.9 noviembre

La cadena France 2 emitió este viernes un documental sobre el PSG que dio mucho que hablar. Y es que salió a la luz que algunos jugadores cobran primas por comportamiento, entre ellos Neymar.

En dicha conducta, llama la atención que cobran, entre otras cosas, por ir a aplaudir a su propia afición tras los encuentros. En el caso de Thiago Silva es de 33.000 euros, pero al parecer, Neymar percibe la mayor cantidad, la cual llega a 375.000 euros.

Como era de esperar, el jugador desmintió estas informaciones a través de su cuenta de Instagram, explicando que la prima por respetar el código ético, incluye más puntos, como la puntualidad, el respeto a los medios de comunicación o abstenerse de apostar en competiciones en las que participa el club.

Todo esto poco después de que Football Leaks filtrara las exigencias de Kylian Mbappé para fichar por el equipo de la capital francesa.

Neymar celebrando el triplete con el París Saint Germain frente al Estrella Roja de Belgrado en la actual Champions League. AFP
Neymar celebrando el triplete con el París Saint Germain frente al Estrella Roja de Belgrado en la actual Champions League. AFP

Horas después, el brasileño calificó de “falsa” la noticia a través de la cuenta oficial de Twitter: “Esta noticia está siendo replicada por innumerables medios de comunicación de una manera irresponsable. Esta es otra ‘falsa noticia’”.

Además, otra noticia que no le gustó al sudamericano es la que también filtró Football Leaks, donde señala que su compra por el PSG tuvo un costo total de 252 millones de euros.

Según esta información, el PSG concedió 10,7 millones de comisión a cada uno de los dos agentes de Neymar: su padre y el israelí Pini Zahavi. Este experiodista deportivo dejó su profesión en 1988 para dedicarse a su carrera como agente, obteniendo una gran fama tras gestionar las carreras de jugadores como Marcelo Salas y Rio Ferdinand, entre otros.

Además, el PSG pagó 8,7 millones como contribución solidaria al Santos, club que le formó. Esos 8,7 millones son el 5% del total del traspaso que la FIFA exige que se debe destinar al club formador del jugador en cuestion.

Por tanto, el precio total del traspaso de Neymar al PSG asciende a los 252 millones, 30 más con respecto a las cifras oficiales que se establecieron en un primer momento. A esto hay que unirle un salario anual de 30 millones de euros totalmente libres de impuestos.