Deportes

El Barcelona es amo y señor del clásico español

Los catalanes mandan en el historial númerico 96 triunfos contra 95 del Real Madrid

El Barcelona dio un golpe de autoridad a la Liga este sábado al ganar 0-1 en el campo del Real Madrid, en la fecha 26 del campeonato español, del que prácticamente se despidió el equipo blanco.

Con este triunfo el cuadro catalán luego de 87 años de enfrentamiento con los blancos pasa a comandar el historial númerico entre ambos con 96 triunfos a 95 de los merengues, con 51 empates incluidos.

Un gol de Iván Rakitic elevando el balón ante la salida de Thibaut Courtois (26) consolida a los azulgranas en el liderato liguero.

El Barça se encuentra ahora a 10 puntos del Atlético, segundo clasificado, que este domingo juega con la Real Sociedad, y a 12 del Madrid, que con esta derrota prácticamente se descarta de la carrera por la Liga.

Con su caída el miércoles en semifinales de Copa ante los azulgranas (0-3), los merengues dicen adiós a dos competiciones en apenas tres días.

Las dos derrotas consecutivas del Real Madrid llegan antes de enfrentarse este martes al Ajax en la vuelta de octavos de final de la Champions, último refugio que le queda al equipo blanco (victoria 1-2 en la ida).

Los merengues iniciaron el partido con intensidad, presionando y llegando ante un Barça, que tampoco renunció a presionar y jugar en campo contrario.

El equipo de Santiago Solari buscaba llegar aprovechando la velocidad por las bandas de Vinicius y Gareth Bale, titular este sábado, pero volvió a mostrar falta de pegada.

En una de las mejores ocasiones de la primera parte, un tiro a la media vuelta de Raphael Varane dio en Lenglet y el rechace le cayó a Toni Kroos cuyo tiro lejano detuvo Marc André Ter Stegen (13).

El meta barcelonista volvió a ser un muro, al que se unió la buena actuación de Gerard Piqué, que lo ganó todo en su área.

El Barça controlaba el juego y pronto Rakitic aprovechó un balón en profundidad para picar la pecosa por encima de la salida de Courtois (26).

El gol cayó como un balde de agua fría en el Santiago Bernabéu, con la memoria todavía reciente de la goleada encajada el miércoles pasado.

Cerca del descanso, Luis Suárez soltó un latigazo desde la media luna del área que despejó Courtois sin que Messi pudiera aprovechar el rechace (39).

Tras el descanso, Solari movió el banquillo metiendo a Fede Valverde por Kroos (55), muy apagado, y a Marco Asensio por Bale (63), que se fue silvado por el público.

El Madrid siguió buscando el juego directo especialmente por la izquierda con Reguilón y las apariciones de Vinicius, que lo intentaba una y otra vez (56, 72), pero que sigue sin encontrar el gol.

Con el resultado a favor, el Barcelona intentó dormir el encuentro, controlando el tiempo de juego y poniendo músculo en el centro del campo con la entrada de Arturo Vidal por Arthur (71), que fue el maestro de juego hasta su sustitución.

El Barcelona daba sensación de peligro cada vez que llegaba al área, donde aparecían Dembelé, Luis Suárez y Messi.

El paso de los minutos fue incrementando la ansiedad en el Real que se lanzó a la desesperada en busca del empate.

Solari metió a Francisco Alarcón ‘Isco’ por Casemiro (76) en busca de más mordiente delante, pero el equipo blanco no sería capaz de poner la igualada.

Tras meterse el miércoles en la final de Copa, el actual campeón dio este sábado otro gran paso hacia el título liguero.

En los otros partidos del día, el Alavés se metió en puestos de Champions al ganar 2-1 en el campo del Villarreal, mientras el Espanyol goleó 3-1 al Valladolid y el colista Huesca sorprendió al Sevilla, al que ganó 2-1.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.