AFP .25 septiembre

El presidente del Bayern de Múnich, Uli Hoeness, hizo crecer la tensión entre su club y la selección alemana al amenazar con no liberar a sus internacionales en caso de que su arquero, Manuel Neuer, pierda la titularidad, informó este miércoles Sport Bild.

Neuer fue campeón del mundo en Brasil 2014. Archivo
Neuer fue campeón del mundo en Brasil 2014. Archivo

Según el diario deportivo, las declaraciones de Uli Hoeness se remontan a la semana pasada, en la noche del partido de Liga de Campeones en el Allianz Arena contra el Estrella Roja de Belgrado, al que vencieron 3-0.

“Nosotros nunca aceptaremos que haya un cambio. Antes de que eso pase, no pondremos a disposición de la selección a ningún internacional”, agregó Hoeness.

El impulsivo dirigente, de 67 años, atacó violentamente en los últimos días al seleccionador germano, Joachim Löw, y a la federación, al considerar que su guardameta no ha sido defendido lo suficiente cuando su compañero Marc-André Ter Stegen, portero del Barcelona, expresó su malestar por ser el segundo arquero de la “Mannschaft”.

Según el reglamento de la FIFA, una negativa a ceder a los internacionales traería sanciones contra el club, que pueden ir desde multas hasta prohibiciones de participar en competiciones.

Además de Neuer, al menos otros cuatro jugadores del Bayern son muy importantes en la selección: el defensa Niklas Süle, los centrocampistas Joshua Kimmich y Leon Goretzka y el atacante Serge Gnabry.

Ter Stegen es el arquero del Barcelona. Archivo
Ter Stegen es el arquero del Barcelona. Archivo

Las declaraciones de Ter Stegen, que encendieron al fútbol alemán, no eran sin embargo agresivas contra Neuer. El meta culé afirmó simplemente que vivía muy mal su condición de suplente y que “no entendía” por qué no tenía su oportunidad.

El propio Neuer decidió enterrar rápidamente el caso: “Para mí el tema está cerrado, ya lo he dicho", declaró el sábado tras un encuentro liguero contra el Colonia.

Este miércoles, en un comunicado remitido por su despacho a la revista “Der Spiegel”, Hoeness confirmó la autenticidad de su declaración, pero agregó que eran palabras dichas hace una semana y que ahora no las repetiría.