Andrés Mora.4 junio, 2018
El lateral recibió el premio como mejor jugador sub-21 del Apertura 2017, sus padres Maribel Quirós y José Smith lo acompañaron a recibir su trofeo. Mayela López
El lateral recibió el premio como mejor jugador sub-21 del Apertura 2017, sus padres Maribel Quirós y José Smith lo acompañaron a recibir su trofeo. Mayela López

Los papás de Ian Smith están asombrados por los últimos tres años de la vida del joven futbolista, todavía no se creen que sea un mundialista y que vaya para Rusia.

Su hijo menor ha crecido rapidísimo y todavía recuerdan como cruzar el Zurquí impidió que fuera jugador de Saprissa.

Y no es que ellos quisieran hacerlo morado, porque son orgullosos guapileños, sino que las condiciones de un equipo grande siempre seducen a cualquier futbolista.

"Todavía estamos anonadados, porque se lo puedo asegurar, ni él mismo sabe en dónde está en este momento, es tanta la felicidad que nos embarga que familiares, vecinos y todos nos llaman para felicitarnos", comentó don José Smith, el orgulloso padre del lateral de 20 años.

"Imagínese terminar un entrenamiento a las 8 de la noche en el Ricardo Saprissa y tener que viajar por Turrialba, cuando llegábamos a la casa la mamá estaba brava", José Smith, papá de Ian.

"A Ian desde los 6 años que empezó, no por boca de nosotros sino por lo que las demás personas decían, se le veía futuro. De hecho a los 7 años, que fuimos a una competencia en Saprissa, nos ofrecieron llevarlo allá, pero por los problemas climatológicos, que obligan a cerrar la carretera (Zurquí), al final decidimos no arriesgarnos. Sin embargo, él sí vino a la capital y participó en algunos entrenamientos, nos ofrecieron bastante ayuda para que él siguiera, pero estaba estudiando y siempre fue muy buen estudiante, no queríamos privarlo de los estudios", agregó Smith.

Don José dice que muchas veces, después de esos entrenamientos con Saprissa, les tocó viajar por Turrialba porque no había paso por el Zurquí y era bastante pesado.

"Imagínese terminar un entrenamiento a las 8 de la noche en el Ricardo Saprissa y tener que viajar por Turrialba, cuando llegábamos a la casa la mamá estaba brava. Fue muy buena la experiencia y el roce que tuvo en un grande, porque se ve la diferencia. Gracias a Dios por las amistades y familia no le faltó apoyo, gracias a Dios todos lo llevaron a donde él está ahora", señaló.

El padre del jugador del FK Norrköping de Suecia recuerda que lo soltaron ya cuando fue convocado para la Sele sub-17, pues cuando estaba en la sub-15 ellos eran los que corrían de un lado para otro.

Con solo 20 años, Ian se prepara para disputar su primer Mundial Mayor. Fotografía: John Durán
Con solo 20 años, Ian se prepara para disputar su primer Mundial Mayor. Fotografía: John Durán

"Y no solo con la Sele, porque él oficialmente debutó (con Cesar Eduardo Méndez) a los 16 años con Santos y todavía había que correr con él en varias cosas, por los estudios y porque terminaba un partido y había que correr para Guápiles para que estudiara y presentara exámenes", señaló.

Don José dice que ahorita están viviendo y disfrutando todo lo que ha dejado ese corre, corre. Este feliz papá es un soñador en grande y asegura que después de ir a suelo ruso confía ver a Ian en unos Juegos Olímpicos, para que complete todo el ciclo, pues ya ha ido a un Mundial sub-17 (2015 en Chile) y sub-20 (2017 en Corea del Sur).

Los padres, todo Guápiles y en especial barrio CoopeViva 2, están volcados en apoyo al seleccionado nacional más joven que participará en la Copa del Mundo.

Mamá soltó a pollito

En enero de este año Ian partió para Suecia a jugar en su nuevo equipo y, como es de esperarse, una de las que más ha estado pendiente es su madre Maribel Quirós.

"Son sentimientos encontrados, a mí me preguntan las vecinas: 'Si nosotras sentimos esto, ¿usted que siente?', yo les digo que ya no sé lo que siento, ya no se, porque es felicidad y son tantas cosas que yo digo: '¿esto es cierto?, ¿esto está pasando?' Son muchas cosas y bendiciones muy rápidas, en Guápiles todo mundo está como loco por eso", reconoció esta orgullosa mamita.

"Él me llama por videollamada y yo por ahí le voy diciendo, eche tal cosa, eche tal otra, ahí se va haciendo comidas y después me enseña el plato y se ve bien", agregó.

Smith ha sido bastante regular en su club sueco a pesar de su juventud. Fotografía: Cortesía
Smith ha sido bastante regular en su club sueco a pesar de su juventud. Fotografía: Cortesía

Quirós ya tuvo la oportunidad de ir al Viejo Continente y tener claro, para su tranquilidad, que Smith tiene todas las condiciones para vivir bien.

"Le dijo que de la mano de Dios, que lo bendiga y acompañe, porque siempre que esté con él las cosas le van a salir bien, me preocupaba la soledad, que tal vez se sintiera solo y todavía uno lo tiene en mente, pero al ver como lo recibieron, como lo tratan y ver donde vive uno se tranquiliza más, ya se está acoplando cada día más", indicó doña Maribel.