Karol Espinoza.10 octubre

La recuperación de Erick Marín va tan bien que este jueves pudo salir de su casa y visitar a su hermana Hazel Calderón en el trabajo, en las instalaciones de Teletica, en La Sabana.

Algo que una persona puede ver supernormal como salir al frente de la casa a comprar pan, no lo era para el jugador porque desde mayo estuvo internado y aislado por un tumor en la ingle.

37 años tiene Erick Marín
Erick visitó a su hermana Hazel. Cortesía Erick Marín
Erick visitó a su hermana Hazel. Cortesía Erick Marín

“Hoy (jueves) fui a visitar a mi hermana a canal 7, me fue de lo más bien, me puse todo contento, iba vacilando porque pude caminar, ver todo normal, se sentía bonito”, nos contó el jugador de 37 años.

Hazel es muy especial para el jugador, de hecho, el 13 de agosto La Teja conversó con ella porque hizo la romería a Cartago para pedirle a la Virgen de los Ángeles por la salud de su hermano.

El milagro se dio y 16 días después a Erick le dieron la noticia de que el tumor desapareció.

Incluso, esa noticia la recibieron el lunes 12 de agosto, día del cumpleaños de Hazel.

“Me estaban celebrando el cumpleaños, él (Erick) me llamó y me contó la noticia de que estaba sano. Me solté a llorar y a darle las gracias a Dios de que ese fuera mi regalo de cumpleaños . De la edad que tengo, es el mejor cumpleaños, regalo y bendición”, le contó Hazel a este medio esa vez.

Este jueves la llamamos para preguntarle por la visita de su hermano; sin embargo, no contestó nuestra llamada.

Es un campeón

Esta fue la tercera vez que Marín luchó contra un tumor y para que la quimioterapia le hiciera efecto, lo sometieron a un trasplante de médula, razón por la cual quedó muy débil y debe tener muchos cuidados para no contraer virus o enfermedades.

Lo anterior hizo que estuviera aislado 62 días en un cuarto que le adaptaron en la casa de los papás de su novia, María del Mar Aguilar, en Pavas.

La buena noticia se dio este miércoles porque la oncóloga que lo atiende en el Hospital México lo encontró tan bien que le dio permiso de salir de la casa y del cuarto, es decir, ahora puede bajar a la sala de la casa de sus suegros y compartir con otras personas.

Del paseo de este jueves, indicó que se fue en carro de Pavas a La Sabana y una vez en el canal, caminó de un edificio a otro.

“Todo fue muy bonito, que le pegue a uno el viento en la cara, ver la luz directa, todo fue lindo”, señaló el exjugador de equipos como el Municipal de Pérez Zeledón y Guadalupe.

Sobre la visita a su hermana, Marín explicó que debía llevarle unas cosas, unido a eso, él quería que sus primeras salidas fueran para ver a sus seres queridos y dejar de estar en contacto con ellos por medio de la ventana del cuarto aislado.

“Quería hablar con ella, dejar de hacerlo por una ventana”, Erick Marín, futbolista.
Quiere ir al supermercado

Marín tiene planeado tomarse estos días con calma, quiere darse una vuelta por el supermercado y también empezar a comprar la ropa que usará en la graduación de la escuela de su hijo, Mariano, a finales de noviembre.

“Estoy feliz porque me dieron permiso para ir”, señaló con orgullo.

Marín quiere ir a la basílica de Cartago en los próximos días. Archivo
Marín quiere ir a la basílica de Cartago en los próximos días. Archivo

Otra visita que desea hacer pronto es a la basílica de Los Ángeles en Cartago y así agradecerle a la virgen su recuperación.

Lo que sí le quedará pendiente es el paseo a la playa que tanto desea y que, probablemente, haga hasta que le den el alta completamente.

“A la playa aún no voy porque no puedo llevar sol, entonces no tiene gracia ir para estar en la sombra y no meterme en el mar”, comentó con toda la razón del mundo.

Pese al permiso de salir, los cuidados que debe tener presentes son no estar cerca de personas resfriadas o donde haya mucha gente, no puede mojarse para evitar un resfriado y tampoco comer en la calle, así como evitar saludar a las personas de beso o abrazo.