Deportes

Fabrizio Ramírez debutó en Chile con una camiseta en la que los números eran figuras de papas fritas

El sitio especializado en indumentaria deportiva Footy Headlines catalogó las chemas como “ridículas y malas para ser vistas”.

Este fin de semana, el club O’ Higgins y el tico Frabrizio Ramírez hicieron su debut en el campeonato nacional de Chile y tan solo unos minutos después del pitazo inicial, el equipo empezó a llamar la atención por el curioso diseño de la indumentaria, ya que se les ocurrió hacer los números que potan los jugadores en la espalda de sus chemas con papas de papas fritas llenas de salsa de tomate.

La idea es una clara muestra de mercadeo, debido al vínculo que tiene el club chileno con la famosísima cadena de comida rápida, McDonald´s.

Por su chema, O’Higgins de Rancagua ha dado la vuelta al mundo. La noticia generó mucho revuelo e incluso se compartió en los más grandes diarios del mundo. En el partido. Fabrizio jugó los 90 minutos con el número 22 en su espalda.

Fabrizio se fue a O’Higgins el pasado 15 de enero en condición de préstamo por parte del Herediano y esta es su primera experiencia en el extranjero y sin duda nunca olvidará su estreno al tener que ponerse una chema en la que los números representaban a unas papas fritas.

Pero los diseñadores no contemplaron algunos detalles fundamentales, ya que la camiseta es rosada y les pusieron números amarillos debido a la idea de las papas, por lo que más de uno hasta que le lloraban los otros tratando de saber cuáles eran los números de los jugadores. Esta situación le podría valer una sanción a O’ Higgins por parte de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional.

De acuerdo a las bases del Campeonato Nacional 2019 en su artículo 36, "las camisetas de los jugadores deberán llevar estampado en la parte trasera, correspondiente a la espalda, un número de 25 centímetros de altura, en un color que deberá contrastar visiblemente con el del uniforme (claro sobre oscuro o viceversa) y ser legible, tanto para los espectadores que asisten a los estadios, como para los televidentes".

El castigo por violar este apartado equivale a una multa que determinará el Tribunal de Disciplina, la cual rondaría en las 20 UF, lo que serían alrededor de $550.000 pesos (¢530 mil).

“Fue una acción puntual, a raíz del primer partido con McDonald’s. Quisimos hacer una publicidad distinta, innovadora, que generara un impacto importante”, explica el gerente comercial del club de la Sexta Región, Juan Cristóbal Ibieta.

La medida sorprendió a todos y trascendió fronteras. El sitio especializado en indumentaria deportiva Footy Headlines le dedicó un espacio y catalogó los dorsales como “ridículos y malos para la legibilidad”.

La penalización vendría a sumarse al mal resultado obtenido en cancha por el “Capo de Provincia” en su visita ante el Huachipato, en donde perdió 2 a 1.