Sergio Alvarado.10 mayo
El brincó pegó Leal para celebrar con sus compañeros le salió desde el corazón después de meses complicados. Fotografía José Cordero
El brincó pegó Leal para celebrar con sus compañeros le salió desde el corazón después de meses complicados. Fotografía José Cordero

En medio de un torneo muy positivo para San Carlos y lleno de alegrías sobresale la historia del defensor Pedro Leal, quien tuvo que superar momentos no muy agradables para recibir la recompensa y colaborar con un golazo suyo a un resultado histórico.

Cuando corría el minuto 83 del partido entre San Carlos y el Herediano, Leal recibió de pecho un pase desde la media cancha y con gran técnica sacó un riflazo para marcar el 4-1 ante los florenses, el cual significó la remontada para los locales y su pase a la final del torneo.

Este joven, oriundo de Fray Casiano de Puntarenas, quedó con un sabor de felicidad mezclada con una especie de liberación.

A pesar de que los Toros del Norte han vivido momentos muy tuanis en el torneo, Pedro ha enfrentado múltiples lesiones, poca acción y sentir que muchos lo muchos lo señalaban por no estar “al nivel” de sus compañeros, comentarios que solo alguien con piel de teflón le hubieran resbalado.

"Fueron muchas sensaciones y cosas que me pasaron por la cabeza cuando vi que la bola entró, porque he pasado momentos difíciles en San Carlos. En realidad no tenía un ambiente tan bueno con la afición ni con el grupo.

Cuando uno llega de refuerzo a un equipo y no juega, ni se consolida, se siente en deuda con ellos y es hasta incómodo, porque quizás no aporta lo que esperan de uno", explicó Leal.

Marcar un gol de tanta importancia para los norteños significó para Pedro soltar muchas cosas que venía cargando, por eso lo gritó con el alma y lo vivió como nunca según nos contó.

Cuando Leal le ganó la posición al florense Heyreel Saravia y quedó de cara a marco supo que tenía para liquidar la serie. Fotografía José Cordero
Cuando Leal le ganó la posición al florense Heyreel Saravia y quedó de cara a marco supo que tenía para liquidar la serie. Fotografía José Cordero

“Me llena de mucha confianza, de creer en mí mismo, porque es un gol importante. Además fue muy bueno por el momento en el que estábamos. Ese gol me deja claro que tengo mucha calidad y me hace recordar quién es Pedro Leal”.

El jugador nos contó que desde el partido de vuelta ante el Team, el técnico norteño, Luis Marín, le preguntó cómo se sentía para jugar en una nueva posición, ya que lo necesitaba como media punta por la izquierda. No obstante, este miércoles entró como lateral izquierdo, aunque entró tan inyectado que se transformó en un volante más.

“Cuando entré el profe me dijo que atacara sin miedo, porque no teníamos nada que perder, había compañeros que jugaron todo el partido y estaban cansados, por eso mejor los apoyé arriba porque yo estaba fresco, eso ayudó mucho”, indicó.

Pulseado

Durante el campeonato, Leal ha jugado 827 minutos en tan solo diez partidos, ya que en la jornada ocho se lesionó y regresó hasta el partido de ida de semifinales en el que jugó 43 minutos y en la vuelta 15 minutitos, los cuales fueron suficientes para dejar su marca en la red.

“Cuando llegué acá me perdí casi todo el torneo pasado por una lesión, luego comencé a jugar y tuve una pequeña contractura que se me complicó y hace mes y medio tuve un desgarro grado tres. Son cosas difíciles que me han sucedido en muy poco tiempo”, destacó.

Este jueves, Pedro estaba un poco más tranquilo y nos contó que la jugada del gol le llegó varias veces por WhatsApp y por otros medios, por lo que disfrutó el momento varias veces, pero ya metido de lleno en la serie que podría darles el título ante el Saprissa.

Para Leal este es el gol más lindo e importante de su carrera por todo lo que significa y el cual se lo dedicó a su papá, quien se llama igual que él, y con quien vive en Ciudad Quesada. Su tata lo apoya más que nadie en su carrera.

Este es el gol más bonito que he hecho y el que significa mucho para el esfuerzo que hacemos como equipo", Pedro Leal
Leal conoció a Luis Marín en la selección nacional, en la que fue convocado en diferentes etapas. Fotogarfía: JOHN DURAN
Leal conoció a Luis Marín en la selección nacional, en la que fue convocado en diferentes etapas. Fotogarfía: JOHN DURAN

"Es un gol que marca mucho mi carrera como futbolista, como persona y me da una lección de vida, ya que que cuando uno trabaja, se entrega al máximo y no se rinde le llegan resultados.

“Durante todos esos momentos difíciles que pasé, hasta pensé que no iba a jugar más, porque el equipo andaba muy bien y yo venía sin ritmo por no jugar. Es un gol que me llega en el mejor de los momentos”, comentó.

A Leal también le ilusiona muchísimo la posibilidad de ser campeón nacional, cosa que casi consigue en el 2009, ya que perdió la final en penales ante el Brujas FC cuando jugaba para el Puntarenas FC.

Pedro estuvo en el Mundial Juvenil del 2009 con Rónald González, torneo en el que la Sele fue cuarto lugar; en la Copa América del 2011 con Ricardo La Volpe, la Copa Oro 2011 con el argentino y también fue convocado por Jorge Luis Pinto en la eliminatoria a Brasil 2014 y por Óscar Ramírez para la Copa Uncaf de Panamá en el 2016.

Leal, de 30 años, sabe cómo es el teje y maneje del fútbol por lo que más allá de arrugarse por las pruebas que le ha tocado superar, esta en pie de lucha para aprovechar al máximo los minutos que le toque jugar y tratar de marcar diferencia ante Saprissa como lo hizo ante los florenses.