Karol Espinoza.29 noviembre, 2019

Herediano anuncia que va a llegar ofensivo a la Cueva, por si Saprissa tiene planeado irse alegre al ataque. Como quien dice, en guerra avisada, no muere soldado.

El Team sabe que debe ganar en Tibás este domingo o, al menos, empatar por más de un gol y así forzar a los tiempos extra y penales, si quiere ser uno de los finalistas de la segunda fase del torneo.

Los florenses jugaron muy mal el primer partido del choque de semifinales ante Saprissa, que acabó con empate a uno y que, de momento, le da la ventaja a los morados porque el gol de visita vale doble en estas series.

“Nosotros necesitamos ganar el partido o ganar la serie como sea, tenemos que anotar goles, provocar llegadas, que fue algo que nos faltó el partido anterior”, dijo este viernes el técnico rojiamarillo José Giacone.

Herediano tiene toda la fe puesta en la experiencia de José Giacone. José Cordero
Herediano tiene toda la fe puesta en la experiencia de José Giacone. José Cordero

Consultado sobre qué va a cambiar en el planteamiento para el juego del domingo, a las 4 p. m., respondió que ese día nos daremos cuenta.

Indicó que Christian Reyes será el sustituto del expulsado Keyner Brown y que podría haber otra variante en ataque, sin mencionar de quién se trata.

“No nos damos por menos, sabemos de nuestro potencial, sabemos que podemos ganar la serie”, José Giacone, técnico del Herediano

“La serie está abierta, pero son partidos muy cerrados. Necesitamos hacer un partido para no sufrir atrás, ser inteligentes en la toma de decisiones, saber cómo quedamos cuando atacamos y arriesgar, porque necesitamos goles para clasificar”, añadió.

El argentino comentó que también han trabajado el lanzamiento de tiros de penal y que necesitan coraje, jugar a tope, al límite y entregarse generosamente en la cancha.

Sobre los números que señalan que al Team le cuesta jugar de visita, dijo que mentalmente están bien para enfrentar eso, pese que de 16 visitas a Tibás como técnico, Giacone solo ganó una vez y fue con Pérez Zeledón.

“Sabemos que es difícil, pero no imposible”, agregó.