Por: Sergio Alvarado.   Hace 6 días
Mario Martínez tiene contrato por un año con el Real España de Honduras. Fotografía: El Heraldo / OPSA (Honduras)
Mario Martínez tiene contrato por un año con el Real España de Honduras. Fotografía: El Heraldo / OPSA (Honduras)

En Alajuelense se quedaron con las ganas de fichar al volante hondureño Mario Martínez, ya que el catracho declaró este domingo que prefiere quedarse con el Real España.

Desde que se definió la salida del delantero panameño Adbiel Arroyo al fútbol de Portugal, los rojinegros hicieron un segundo intento para traerse a Martínez y aunque se indicó que las negociaciones estaban muy adelantadas, el futbolista confirmó que no se moverá de donde está, aunque agradeció el interés de los manudos.

“Sí me llamaron de Costa Rica, te soy sincero, pero respeto mucho al equipo, a los compañeros y quiero ayudarlos y por eso no me voy, me quedó acá”, indicó el volante a la prensa catracha.

Martínez afirma sentir un compromiso grande con el España, club que no pasa su mejor momento, por lo que quiere ayudar a levantarlo y no darle la espalda ahora.

“Creo que me quedaré con el club, aquí estoy tranquilo y contento. En el torneo anterior las cosas no salieron, pero hay que dar la cara, esto es el fútbol, de este tipo de situaciones tenemos que levantarnos”, agregó.

Los directiva y cuerpo técnico liguista ya había dado el visto para la llegada de Mario, cuyo gerente deportivo Javier Delgado conocía bien y se lo había recomendado al técnico Luis Diego Arnáez.

“Eso lo habíamos hablado desde hace algún tiempo ante la posibilidad de que salieran jugadores. Lo hablé con Javier Delgado, ahora que se dio la salida de Abdiel Arroyo y una de las opciones más fuertes es la de Mario Martínez. Lo tengo referenciado, porque Javier lo tuvo en el Real España y se puede adaptar más fácil al equipo”, dijo Arnáez.

Los manudos seguirán buscando a otro jugador que llegue a suplir la salida de Arroyo, los nombres de los catrachos Emilio Izaguirre e Iván “Chino” López también se han escuchado.