Luis Quirós.12 mayo

Dos horrores del portero Cesár Segura en el segundo tiempo y un cambio ganador de Jeaustin Campos llevaron a Jicaral a la victoria 2-1 contra Palmares, en el juego de ida de la final del torneo de Clausura 2019.

El segundo juego será el domingo 19, a las 2 de la tarde, en el estadio Jorge “Palmareño” Solís y el ganador disputará la final nacional contra Guanacasteca, en duelos de ida y vuelta.

Wilmar Núñez, la figura de Jicaral con doblete ganador frente a Palmares. Foto Juan Diego Villarreal
Wilmar Núñez, la figura de Jicaral con doblete ganador frente a Palmares. Foto Juan Diego Villarreal

El duelo arrancó bajo una fuerte temperatura, con los dos equipos jugando directo y bastante cortado porque cada jugada se disputaba con mucha fuerza.

Uno de los temas que llamó la atención es que el estadio de la Asociación Cívica Jicaraleña mostró muchos huecos en la gradería.

Esto seguro se debe a las dos finales consecutivas que perdió el equipo, derrotas que tienen resfriada a la afición jicaraleña.

Jicaral en los primeros minutos apuntó a jugar directo, buscando las llegadas de Leonardo Adams.

Pasados los primeros 10 minutos de la mejenga, Rolando Araya, técnico de Palmares, ordenó bajar la redonda para salir jugando desde su propia área, pero de inmediato Jeaustin Campos se percató de ese movimiento y mandó a presionar la salida manuda para que no se apropiaran de las acciones.

El portero César Segura cometió dos graves pecados que le dieron la victoria a Jicaral. Foto Jicaral Sercoba
El portero César Segura cometió dos graves pecados que le dieron la victoria a Jicaral. Foto Jicaral Sercoba

Ante la férrea marca que se presentó en la media cancha, el juego perdió intensidad y las faltas mandaban sobre el campo.

Las ideas de fútbol fluido se perdieron y la afición con algunos silbidos mostraron su desagrado por la calidad futbolera.

El juego se empezó a aclarar cuando al minuto 42, el exmanudo Berny Solórzano abrió por la derecha para su hermano Bryan, quien de seguido cruzó la pecosa a la boca del marco, donde llegó Luis Rodríguez para empujar la número cinco hasta el fondo con el 0-1 para Palmares.

Por cierto, ese fue el primer remate directo a marco de los palmareños.

La afición de Jicaral no llegó en tanta cantidad a su estadio, pero los que se hicieron presentes no pararon de apoyar. Foto Jicaral Sercoba
La afición de Jicaral no llegó en tanta cantidad a su estadio, pero los que se hicieron presentes no pararon de apoyar. Foto Jicaral Sercoba

Con Jicaral tratando de igualar la pizarra se llegó al término de la primera parte con ventaja palmareña.

Como era de esperar, Jicaral arrancó la segunda parte con todo en busca del 1-1 y para ello Jeaustin Campos envió a la cancha a Wálter Chévez. Ese cambio fue clave.

Los puntarenenses encimaron a su rival, que se defendía con mucho orden, pero cometiendo faltas peligrosas cerca del área y eso le pasó factura.

En el minuto 62, Chévez ejecutó con precisión desde el sector izquierdo y el gigantón Wilmar Núñez impuso su estatura en el duelo aéreo con los zagueros rivales para decretar el 1-1.

No es por quitarle méritos a Núñez, pero la pésima salida del portero César Segura le dio medio gol.

Después de la igualdad, Jicaral tuvo para ponerse arriba, pero falló y eso trajo que bajaran la intensidad permitiéndole a Palmares salir del encierro.

Yeison Molina de Jicaral (derecha) primero jugó de delantero y luego lo hizo como defensor. Foto Jicaral Sercoba
Yeison Molina de Jicaral (derecha) primero jugó de delantero y luego lo hizo como defensor. Foto Jicaral Sercoba

Berny Solórzano sacó su colmillo y sostuvo la chocobola para darle un respiro a los palmareños.

Pero en una final los errores se pagan caro y esto le pasó a Palmares al minuto 94, cuando de nuevo César Segura salió a cazar mariposas en un tiro libre cobrado desde media cancha por Wálter Chévez, permitiéndole al gigantón Núñez anotar el 2-1, otra vez de cabeza.