Deportes

Jairo Arrieta anota cada dos partidos y medio

El guanacasteco suma más de 11.000 minutos como morado

El trabajo de un delantero es anotar y parece que a Jairo Arrieta ese brete le está costando cada vez más.

Aunque anotó un doblete el pasado domingo contra San Carlos en la Cueva, el Pampero venía de 166 mejengas seguidas de no vacunar y los números de su cuota goleadora vestido de morado no son muy efectivas.

De acuerdo a información de La Teja y de la cuenta de Twitter @Sapriforo, el Pamperito suma 97 goles en la primera división, de los cuales 50 de ellos fueron vestido de morado en 11,226 minutos.

Esto indica que el delantero mete un gol cada dos partidos y medio como saprissista.

O sea, si Jairo le hubiera anotado a San Carlos solo un golcito, era probable que el hombre volviera a cantar gol por ahí de la fecha 16, pero como hizo dos pepinos, se ganó una feria de otras dos mejengas y media más para volver a aparecer, por lo que es probable que el hombre vuelva a anotar hasta la fecha 18.

Claro, ese escenario es en caso de que Arrieta no mejore su promedio y siga como está, cosa que dudamos que quiera porque no es un registro para nada bueno para un matador.

Para que se de una idea de lo mojada que estaba la mecha del guanacasteco antes de este doblete, el 28 morado no anotaba desde abril de este año cuando una anotación suya le dio la victoria al Herediano 1-0 sobre el Santos de Guápiles.

Y es que hasta el minuto 51, minuto en el que logró romper la sequía de los 166 días sin meterla, la afición morada desde la grada seguía cobrándole el penal detenido por Marco Madrigal y la pelota estrellada en el vertical del arco norteño.

Aún así el atacante no dejó de pulsearla hasta que puso la pecosa en el fondo del marco de los sancarleños y la verdad no pudo gritarlo como quería porque la "S" tenía el marcador en contra y por ende sus compañeros le pidieron agilizar el festejo para buscar ganar la mejenga, la cual, con otra anotación suya llegaron a tener a favor.

Ahí sí se desbocó celebrando, sin embargo, Álvaro Saborío se paseó en ese festejo por segunda vez, apagándole la sonrisa a Jairo y compañía.

Jeaustin Campos: “Es un jugador muy completo”

“Desde que lo traje al Saprissa, Jairo siempre se mostró como todo un luchador y con la capacidad necesaria para poder sobreponerse a momentos difíciles como el de ayer, que no pudo anotar el penal y en otra no estuvo fino, pero no se dio por vencido, luego metió el doblete, ese es el Jairo que yo conozco y siempre seguirá para adelante, independientemente del equipo donde esté”, expresó Jeaustin Campos.

Y es que aunque el pampero está cerca de ingresar al selecto club de los jugadores con 100 pepinos en primera, para nadie es un secreto que el promedio, para ser un delantero, no es nada alentador.

Para Campos, cuando se dan este tipo de rachas, es esencial es que el jugador que la afronte sepa ante todo cómo manejar el aspecto mental y para Arrieta esto no es ajeno.

“Yo creo que en situaciones futbolísticas es un aspecto mental que él debe mejorar, en el sentido de cómo manejar los temas de frustración, que es muy importante, situación que no es fácil, pero Jairo es un luchador que tiene grandes cualidades, define con los dos perfiles, ya sea arriba o abajo, tiene muy buena movilidad como media punta, en mi época se mostró como gran asistidor, no como nueve, pero siempre marcó goles claves y sé que podrá salir adelante porque su lucha nunca para”, expresó el exentrenador.

De la planilla actual del Sapri, el exjugador de Guanacasteca, Brujas y Herediano, es el futbolista con más anotaciones con 50.