Luis Quirós.11 mayo

Después de tres años de lucha en los tribunales, el exárbitro Dennis Torres respiró tranquilo el viernes.

Torres le ganó el pleito a la Fedefútbol por su despido y ahora la dirigencia encabezada por Rodolfo Villalobos deberá pagarle a Torres lo referente a los derechos laborales, como preaviso, cesantía, aguinaldo y vacaciones.

Así lo determinó la Sala Segunda.

“Los jugadores tienen sus grandes victorias, los árbitros ya tenemos la nuestra”, Dennis Torres Miranda

Dennis también incluyó en su demanda el daño moral que sufrió en 2016 debido a que lo despidieron como silbatero.

De acuerdo con lo que le informó su abogado, Guido Soto, Torres recibirá el 100 por ciento de lo que solicitó y esta decisión de los jueces sienta un claro precedente de que sí existe relación laboral entre la Federación y los árbitros, algo que la Fedefútbol negaba.

Dennis Torres Miranda en una mejenga en el Morera Soto, en el torneo de Copa 2015. Foto Dennis Torres
Dennis Torres Miranda en una mejenga en el Morera Soto, en el torneo de Copa 2015. Foto Dennis Torres

“Esta decisión es histórica no solo para mí, sino para todos los árbitros del país, ya que logramos probar que sí tenemos derechos laborales”, expresó Torres

9 los años de carrera de Dennis Torres como árbitro

Dennis empezó su batalla legal en el 2017 y en primera instancia la justicia le dio la razón, pero una apelación de la Fedefútbol alargó el pleito.

“Luego, por segunda ocasión, de nuevo tuvimos todo a favor, pero otra apelación de la Federación de nuevo no permitió celebrar. Inclusive ellos presentaron a otros árbitros para que desmintieran mi versión, pero finalmente la Sala Segunda terminó dándome la razón y en general a todos mis compañeros”, apunta Torres.

El árbitro afirma que lo despidieron en el 2016 sin decirle una razón clara luego de una huelga de silbateros. PEDIAN

“Ellos (la Federación) siempre sacan a los árbitros sin derecho a nada y por ello fue que me armé, junto con mi abogado, para pelear y gracias a Dios este viernes él me comunicó que ahora sí habíamos ganado, porque la Sala Segunda nos dio la razón”, comenta Dennis.

Torres empezó como silbatero en el año 2007 en Linafa. Luego, a mediados del 2008, llegó al cuerpo de silbateros para pitar en juegos de Liga de Ascenso y de primera división, campos en los que se mantuvo hasta el 2016, año en que lo mandaron para la casa.

Dennis Torres Miranda junto a su esposa, Stefany Alfaro, sus hijos Cristel y Aarón. No está en la foto su otro hijo Dennis. Foto Dennis Torres
Dennis Torres Miranda junto a su esposa, Stefany Alfaro, sus hijos Cristel y Aarón. No está en la foto su otro hijo Dennis. Foto Dennis Torres

“Al ganar este pleito tengo derecho a recibir el cien por ciento de lo que solicité, un monto que por orden de mi abogado no voy a revelar porque lo importante es que una gran cantidad de silbateros se van a ver beneficiados”, dijo.

La sentencia en firme a favor de Torres se dará a conocer en los primeros días de la semana que viene.

“Ellos (en la Federación) deberán cancelarme todos aquellos rubros que impliquen garantías sociales junto con el tema del daño moral. Es sin duda la mejor victoria que podíamos tener todos aquellos que hemos estado en el referato de nuestro país”, expresó.

El árbitro también alista sus armas porque tiene en la mira a la Caja Costarricense de Seguro Social.

“De hecho es el siguiente paso que voy a dar con mi abogado porque tengo muy claro que nos rebajaban unas cuotas del seguro social que nunca tuvimos. Pronto estaremos presentando la demanda”, sostuvo Dennis

Desde su trabajo en la Agencia de Viajes Torres Travel, Dennis aseguró a la Teja que desea regresar a pitar.

El presidente de la Fedefútbol, Rodolfo Villalobos y sus compañeros deberán hacerle frente al pago de la demanda que les ganó el exárbitro, Dennis Torres. Fotografía : Cristina Solís Cabrera
El presidente de la Fedefútbol, Rodolfo Villalobos y sus compañeros deberán hacerle frente al pago de la demanda que les ganó el exárbitro, Dennis Torres. Fotografía : Cristina Solís Cabrera

“Es mi pasión y espero poder reintegrarme al trabajo, porque todavía me quedan diez años de carrera”, comentó.

-¿Estaría dispuesto a renunciar a parte del dinero que acaba de ganar si la Federación le permite volver a ponerse el uniforme como árbitro ?

Insisto en que deseo volver, pero este deberé conversarlo con mi familia y con el abogado para determinar qué sucede.

-¿Ya lo llamaron algunos árbitros del país ?

Sí, claro, hablé con Wálter Quesada, que tiene en camino una demanda parecida a la mía y creo que con mi victoria a él también le van a dar la razón. Y hay otros excolegas que también me llamaron o me escribieron para felicitarme e indicarme que no deje de lado el tema de la Caja.