Siquirreño regresará este lunes a los entrenamientos con su querido equipo

Por: Luis Quirós 18 enero

La terrible noticia que recibió el futbolista del Santos de Guápiles Denilson Mason, el 31 de octubre del año anterior, precisamente el Día de Brujas, era devastadora.

Los doctores le informaron que tenía un tumor maligno en su testículo derecho, pero en lugar de echarse a morir, Mason no bajó los brazos y apoyado en su familia echó para adelante con la fe de que sanaría. Esa confianza en Dios le dio frutos, ya que este jueves recibió la noticia de que el cáncer había desaparecido.

Además de la bendición de estar sano, Mason, de 21 años, recibió otro notición, ya que tiene el permiso para incorporarse al equipo que dirige Johnny Chaves, a partir de este lunes.

“Mi hijo siempre se portó como un ganador” Yessenia Gutiérrez, madre de Denilson Mason.

–¿Cómo ha sido su vida después de la operación?

Cuando me dijeron que tenía un problema en el testículo de inmediato me operaron. Durante la recuperación me levantaba casi siempre a las siete de la mañana, me alistaba, desayunaba y me sentaba en el corredor de la casa, en La Francia de Siquirres, para conversar con mis amigos.

–¿Sentía deseos de hacer algo más que pasar sentado?

La verdad siempre tuve claro que si quería recuperarme rápido debía ser obediente y disciplinado, por lo que apliqué eso de lleno y gracias a Dios y a mi familia ya estoy bien.

–¿Cuándo se enteró de que todo estaba bien?

Este jueves tuve que ir a la cita con el oncólogo y me dijeron que todo estaba bien.

Denilson Mason (de blanco) siempre acompañado por su madre Yessenia Gutiérrez (azul), su abuelita Virginia Miranda, así como sus hermanos Allison y Emerson. Foto cortesía

–¿Cómo estuvo el tema de la alimentación durante estos meses?

Mi comidas siempre han tenido que ser saludables porque soy jugador y eso hay que cuidarlo siempre, así que no cambiaron mucho, pero unas semanas después de la operación se me permitió ir a un restaurante a comer algo diferente, pero sin abusar.

–¿Qué hacía los días que jugaba el Santos?

Eran increíbles los deseos que sentía por estar entrenando y jugando. Todavía recuerdo mi último partido contra Jicaral, el cual jugué con muchas ganas. Mientras veía la televisión me picaban los pies por tener los tacos puestos para ayudar al equipo.

–¿Pensó en algún momento que no volvería a jugar?

Nunca, porque puse todo en manos de Dios. Siempre pensé de forma positiva y con mi familia a la par, guardé la esperanza de regresar y así será.

–¿Cuándo regresará al Santos?

Este lunes tengo el permiso para incorporarme al club y tengo presente que la lucha va a ser muy fuerte porque hay un gran equipo que aspira a pelear por el título. Sé que debo ponerme bien físicamente lo más rápido que pueda para aportar mi granito de arena.

–¿Pudo conversar en estos días con Erick Marín?

Sí, muchas veces lo hice y la verdad que aprendí mucho sobre todo a mirar de frente y ser siempre un luchador. Este jueves hablamos bastante y él estaba muy contento por la noticia que me dieron.

La garra y entrega del jugador Denilson Mason (rojo), regresarán este lunes al Santos. Fotografía José Cordero

–¿Se van a reunir en estos días?

Hablamos de varias cosas, pero no quedamos en nada en cuanto a una fecha definitiva, pero sí quiero verlo, es de las personas que más me apoyó.

–¿Cuáles fueron las personas que estuvieron más cerca suyo durante estos meses?

Mi mamá, Yessenia Gutiérrez, y mi abuelita, Virginia Miranda. Ellas siempre me daban lo que necesitaba en cualquier momento y lo principal fue el apoyo moral porque esto es un golpe duro. Afortunadamente juntos supimos salir adelante porque sabíamos que solo así seríamos unos guerreros ganadores.

–¿Y qué le dijeron con respecto a la quimioterapia?

No voy a tener que recibirla, solo tendré que estar en control durante los próximos dos años, con visitas al médico cada tres meses.

Yessenia Gutiérrez: “Mi hijo siempre se portó como un ganador”

–¿Cómo afrontó la enfermedad de su hijo durante estos meses?

Para cualquier madre recibir un golpe como este es muy difícil, pero siempre hemos estado con Dios, ante tan dura prueba había que luchar y eso hicimos.

–¿Cómo se comportó Denilson?

Mi hijo siempre se portó como un ganador, él fue muy disciplinado y entendió que solo así volvería a tener su vida normal.

–¿Cómo se sintió cuando supo que su hijo estaba sano?

La verdad no supe cómo sentirme, no sabía si llorar o reír. Por supuesto que le dimos gracias a Dios. Pensamos en ese momento ir a la iglesia a dar testimonio, pero al salir de la cita nos encontramos con mi mamá y mi hermana, así que fuimos a desayunar y de la alegría hasta el hambre se me quitó.

El Santos de Guápiles jugará este sábado de visita en el “Colleya” Fonseca contra Guadalupe a las ocho de la noche y luego será casa el jueves 23 de enero frente a Jicaral a las seis de la tarde.

–¿Qué viene ahora para la familia?

Seguir dándole gracias a Dios por la recuperación de mi hijo y por supuesto crecer con él en lo que más le gusta (fútbol), pero sobre todo luchar con todo frente a toda dificultad que tengamos.