AFP .13 octubre

Alemania y su seleccionador Joachim Löw están en la mira tras la goleada 3-0 que les clavó este sábado Holanda en Ámsterdam, ya que se ubica en la última plaza del grupo 1 de la Liga de Naciones antes de enfrentarse a Francia este martes.

Después de empatar en casa (0-0) contra Francia, Alemania solo cuenta con un punto en dos partidos.

El holandés Virgil Van Dijk celebrates su anotación en la goleada de su escuadra ante una desconocida Alemania, por la Liga de Naciones. AP
El holandés Virgil Van Dijk celebrates su anotación en la goleada de su escuadra ante una desconocida Alemania, por la Liga de Naciones. AP

Los goles holandeses fueron anotados por Virgil Van Dijk (30′), Memphis Depay (86′) y Georginio Wijnaldum (93′).

El panorama no logra aclararse para los excampeones del mundo, que solo suman peladas desde el Mundial de Rusia, donde jalaron para la choza en la primera ronda.

Tras entrar mejor en el partido, la Mannschaft habría podido tomar ventaja en la primera media hora, con una ocasión de Thomas Müller, que fue bien resuelta por el portero holandés Jasper Cillessen, que pese a ser suplente en el Barcelona no ha perdido sus reflejos.

Memphis Depay también echó su golcito con Holanda frente a la divisa de Alemania. AFP
Memphis Depay también echó su golcito con Holanda frente a la divisa de Alemania. AFP

Después, el delantero del Schalke 04, Mark Uth, alineado por primera vez por Joachim Löw, ante la sorpresa general, tuvo también su oportunidad, pero la dejó ir.

Tras pasar la tormenta, Holanda empezó a llegar la puerta rival. Después del primer gol de cabeza de Virgil van Dijk, a la media hora de juego, la selección naranja se replegó u recurrió a los contragolpes para aumentar la cuenta.

El 2-0 llegó a cuatro minutos del final, con un contragolpe organizado por Quincy Promes, que permitió a Depay marcar su décimo gol con la selección holandesa.

Manuel Neuer agüevado por la paliza que sufrió Alemania, este sábado contra Holanda. AFP
Manuel Neuer agüevado por la paliza que sufrió Alemania, este sábado contra Holanda. AFP

Ya en el descuento, Wijnaldum se paseó entre un bosque de piernas alemanas para cerrar la cuenta.