AFP, Estados Unidos.13 junio

México y Estados Unidos reinan en solitario en la Copa Oro, el torneo de naciones de la Concacaf que arranca este sábado y cuyas 13 ediciones previas han sido cómodamente dominadas por las dos potencias del norte, casi que sin despeinarse.

Como sucede siempre en la Copa Oro, México es favorito para ganar el torneo. AFP
Como sucede siempre en la Copa Oro, México es favorito para ganar el torneo. AFP

Pero ese dominio no se repite cuando salen de la zona de Concacaf, que comparten con Canadá, Centroamérica y el Caribe, y deben competir con las poderosas selecciones suramericanas y europeas.

Al acercarse una nueva edición de la Copa Oro, México luce en plena forma bajo el mando del técnico argentino Gerardo “Tata" Martino, que lo tiene invicto en sus últimos amistosos.

Los aztecas vencieron el pasado domingo a Ecuador 3-2, y pocos antes se impusieron a Venezuela por marcador de 3-1, a Paraguay (4-2) y a Chile (3-1).

Estados Unidos, bajo el mando de Gregg Berhalter, no ha exhibido el mismo poderío, y lució perdido en sus amistosos del 9 de junio, cuando cayó 3-0 ante Venezuela, y del 5 de junio ante Jamaica, con derrota 1-0.

Mientras en México los resultados han generado un clima de triunfalismo, en Estados Unidos el ambiente es de desazón al acercarse el inicio de la Copa Oro.

“Llegará el momento de medir y de establecer si Martino ha logrado llevar al fútbol mexicano al ‘siguiente nivel’”, David Faitelson, periodista de ESPN.

El comentarista mexicano David Faitelson, de ESPN, alertó en Twitter sobre el triunfalismo de los resultados mexicanos.

“Por ahora los síntomas, las sensaciones, las percepciones son buenas, pero no caigamos, por favor, en las típicas exageraciones de un fútbol subdesarrollado”, escribió Faitelson.

Por su parte, Andrew Dowdeswell, del portal de fútbol estadounidense MLS Muliplex, planteó serias dudas que deja el equipo de las barras y estrellas.

Guillermo Ochoa jugó el amistoso ante Ecuador. AFP
Guillermo Ochoa jugó el amistoso ante Ecuador. AFP

“Al acercarse la Copa Oro 2019, Gregg Berhalter y sus jugadores tienen mucho que responder. Desde el personal escogido hasta las tácticas empleadas, hay mucha incertidumbre alrededor de (la selección estadounidense), lo que no es ideal antes del gran torneo veraniego", escribió Dowdeswell.

Son buenas, solo en Concacaf

Sin embargo, las dos selecciones sobresalen en la Concacaf, una zona que presenta escasos rivales de peso, con las excepciones de Honduras y Costa Rica en Centroamérica, y los intermitentes Jamaica y Trinidad y Tobago en el Caribe.

Prueba de ello es su dominio en las 13 ediciones de la Copa Oro, con siete títulos en poder de México, cinco de Estados Unidos, y una sola copa en manos de Canadá.

En la clasificación mundialista se repite un cuadro similar: Estados Unidos ha estado en 10 mundiales, con presencia consecutiva desde 1990, salvo en Rusia 2018.

Su marca solo es superada por México, con 16 Mundiales en su historial.

Pese a esa elevada presencia en torneos internacionales, ni México ni Estados Unidos han logrado destacar fuera del confort que les da la Concacaf.

La Copa Oro será un indicio para anticipar si ambas están encaminadas al “siguiente nivel" del fútbol internacional.