Andrés Mora.12 octubre
La Comadreja jugó bien, pero la gasolina solo le alcanzó para 62 minutos. (AP Photo/Eduardo Verdugo)
La Comadreja jugó bien, pero la gasolina solo le alcanzó para 62 minutos. (AP Photo/Eduardo Verdugo)

Desde hace un buen tiempo muchos futbolistas ticos no necesitan tener regularidad en sus clubes para jugar con la selección de Costa Rica y son convocados por nombre, muchos de ellos por lo que hicieron en Brasil 2014.

La bronca es que algunos jugadores buscan ritmo de competencia en la Tricolor, cuando no debería ser así. Para varios de ellos la Sele se convierte en la forma de mantenerse activos y en el radar de algún club que desee renovar su planilla con algún costarricense.

Ojalá Colombia nos agarre confesados
La Sele volverá a jugar este martes ante su similar de Colombia,  en el Red Bull Arena de la ciudad de Nueva Jersey, Estados Unidos a las 6 de la tarde.

Debido a esa ruda situación, muchos no se sorprendieron este jueves cuando a varios seleccionados no les alcanzó el aire para soportar la intensidad de la mejenga ante México. En el primer tiempo, cuando los nuestros estaban más pochotones se la jugaron bonito, pero en el complemento el equipo bajó el ritmo y se perdió 3-2.

Del cuadro que salió de titular ante los aztecas, solamente Francisco Calvo, del Minnesota United, y Allan Cruz del Herediano son titulares en sus clubes y juegan semana a semana. Bryan Oviedo juega un poquito más en la tercera división del fútbol inglés con el Sunderland, mientras que David Guzmán lo hace con el Portland de la MLS, pero ambos no son indiscutibles en sus clubes.

Johan Venegas es titular en Saprissa, pero viene saliendo de una lesión y fue llamado después de estar fuera cinco jornadas y con solo algunos minutos disputados.

La historia de Keylor Navas en el Real Madrid todos la conocen, está jugando mucho menos en el mejor equipo del mundo porque lo ponen solo en Liga de Campeones.

Un caso crítico es el de Cristian Gamboa que durante toda la temporada 2018/2019 tan solo lleva 90 minutos con el Celtic y le dieron chance en el torneo de Copa porque en la Liga no lo utilizan ni en el minuto de silencio.

Óscar Duarte apenas tiene un partido de ocho que ha disputado el Espanyol en la Liga española; mientras que en Italia Giancarlo González ha visto acción en tres juegos del Bolonia, pero últimamente le ha tocado tirarse los partidos desde la banca.

Bryan Ruiz jaló a Brasil con la idea de tener más ritmo de competencia que el que tenía con el Sporting en Portugal, pero un día después de su llegada al Santos, despidieron al técnico que lo contrató y ahora apenas y lo convocan. El capi entró de cambio en el último partido disputado por el Santos, al 92′.

Costa Rica tendrá que ver cómo soluciona esta falta de ritmo porque es difícil competir de esta manera. Foto: Imago7/Etzel Espinosa
Costa Rica tendrá que ver cómo soluciona esta falta de ritmo porque es difícil competir de esta manera. Foto: Imago7/Etzel Espinosa

Y para cerrar, Joel Campbell en el Frosinone se perdió unas jornadas debido a una lesión y apenas se empieza a montarse en un equipo que en ocho jornadas ya está preocupado por el descenso, debido a sus malos resultados.

Curiosamente el técnico interino de la Sele, Rónald González, pudo haber armado una selección con más ritmo si hubiera utilizado a los que dejó en banca, pero no tienen el cartel de legionarios.

Uno de ellos es el portero rojiamarillo Leonel Moreira, quien actualmente es el tercer portero de la Tricolor, a pesar de que Navas y el segundo a bordo, Esteban Alvarado ( Trabzonspor de Turquía) no tienen actividad en sus clubes.

También están con buen ritmo para jugar Ian Smitg titular en Norrköping de Suecia; Barlon Sequeira titular en la Liga; Randall Leal y Jeylon Hadden que tienen mucha regularidad en Saprissa; Jimmy Marín hace lo propio en el Herediano. Algo parecido sucede con Ulises Segura en el DC United y Ronald Matarrita del New York City en la MLS. David Ramírez juega con el Omonia Nicosia, club que apenas inicia actividad en la Liga de Chipre.

Incomprensible

Lo que muchos cuestionan es el porqué siguen llamando a jugadores sin ritmo de competencia a la Sele, tendencia que perjudica de una u otra forma a la Tricolor.

“En algunos casos sí se justifica, por ejemplo Bryan Ruiz no tiene sustituto, entonces tiene que jugar. Campbell tampoco tiene sustituto, pero no es alarmante porque si hubiera jugado Myron George nos guardamos a Venegas y entra después por Joel y este no sería un cambio tan malo. Atrás están jugando los jugadores incorrectos, ya que deberían estar Ian Smith y Rónald Matarrita, pero los puestos de Oviedo y Gamboa parecen seguros”, comentó el periodista Josué Quesada de Multimedios.

Giancarlo poco a poco ha ido perdiendo protagonismo en su club. (AP Photo/Eduardo Verdugo)
Giancarlo poco a poco ha ido perdiendo protagonismo en su club. (AP Photo/Eduardo Verdugo)

Quesada también aseguró que esto es lo que hay porque no hay jugadores en el país para tirar para arriba y agregó que tenemos si acaso once jugadores y tres cambios para dar la talla. Es por eso, según él, que siempre llaman a los mismos.

Un criterio similar tiene el comunicador José Pablo Alfaro del periódico La Nación.

“Me parece que Costa Rica sufre escasez de jugadores en puestos claves, debido a un relevo generacional tardío. Los que deberían asumir no tienen el roce necesario y necesitan un número de partidos para afianzarse”, dijo Alfaro.

“Por lo tanto, se insiste en los mismos de siempre, que son la base de los últimos seis o siete años. A eso se le suma que la camada que debería estar lista para asumir el peso (los jugadores que hoy tienen entre 24 y 26 años) es muy limitada, pues ni siquiera clasificó a los Mundiales menores”, agregó.