Andrés Mora.9 junio
El futbolista poco a poco se va acostumbrando a vivir solo. Foto Jorge Castillo
El futbolista poco a poco se va acostumbrando a vivir solo. Foto Jorge Castillo

Con 21 años de edad, a Nextaly Rodríguez le tocó independizarse, dejó la comodidad de su casa en Nueva Santa Rita de Orotina, para vivir solo en un apartamento en Belén y luchar por sueño futbolístico en Heredia.

El delantero se alejó del calorcito orotinense porque está entrenando con el Team, su nueva casa deportiva. Algunos detalles administrativos han impedido su presentación, pero ya todo se está aclarando con Carmelita, club dueño de su ficha.

Nextaly conversó con La Teja tras su primera semana viviendo en la Gran Área Metropolitana.

- ¿Cuándo fue el día exacto que dejó Orotina?

Fue el 3 de junio (lunes), ese día ya tuve que dejar mi pueblo, a mi familia y venir en busca de mi sueño, que es jugar para estos colores del Club Sport Herediano.

- ¿Alguien lo fue a dejar a su nueva casa?

El que me fue a dejar fue mi representante (Julio Rodríguez Molina), más que un representante les puedo decir que es mi amigo, me llevo y me he llevado muy bien con él, es un ser humano que me ha dado la mano en todo lo que he necesitado.

21 años y ya dio el salto esperado en su carrera el futbolista.

- ¿Está viviendo solo?

Sí ahora estoy viviendo solo.

Nextaly ha tenido que ponerle bonito y ya sabe lo que es lidiar con los morados en la Cueva. Fotos de Diana Méndez
Nextaly ha tenido que ponerle bonito y ya sabe lo que es lidiar con los morados en la Cueva. Fotos de Diana Méndez

- ¿Le enseñaron a cocinar y aplanchar?

Mis padres (Xinia Molina y Jorge Luis Rodríguez) me enseñaron a hacer todo para mis necesidades. Si tenía hambre, tenía que cocinarme, no tenía que atenerme a nadie. Ellos me enseñaron también a limpiar, aplanchar, lavar. Puedo decir que, como dice el dicho, “por eso no me voy a morir".

- ¿A quién llama de inmediato cuando tiene una duda sobre cómo es vivir solo?

En primera instancia llamaría a mi mamá, después a mis hermanos (Royman, Eliécer y Scarlette).

- ¿Qué cree que va a extrañar de su tierra?

A quien extrañaría creo que sería a mi familia, a mis amigos (Keylor, Jeyquis, Steven), incluidos mis hermanos, porque son personas que amo y siempre han estado conmigo en las buenas y malas. ¿Cómo no extrañarlas?

- ¿Ya conocía Heredia o alguien lo está guiando?

Mi representante me ha estado dando recorridos por Heredia, entonces he estado con él, más o menos voy volando ojo por los lugares para no perderme.

El orotinense, que nació en Upala, espera poner su granito de arena para seguir llenando esa vitrina de trofeos. Foto: Jorge Castillo
El orotinense, que nació en Upala, espera poner su granito de arena para seguir llenando esa vitrina de trofeos. Foto: Jorge Castillo

- ¿Con cuál equipo jugó de niño? ¿Donde empezó era una cancha bonita o en mal estado?

El equipo con el que comencé jugando fue una escuela de fútbol que se llamaba Santa Rita FC, la tenían tres profesores, de mucha calidad y excelentes personas (Jaime, Manuel y Freddy). Fueron muy buenos profes y amigos, ellos hablan conmigo hasta la fecha y están orgullosos de que siempre me mantuve en mi sueño que fue llegar a un equipo grande, ellos me ayudaron a ser la persona que soy, siempre tratando de tomar buenas decisiones en la vida y el deporte.

En mi pueblo siempre siempre tuvimos una de las mejores canchas, de eso no me puedo quejar, siempre tuve una buena cancha donde jugar, donde demostrar mi talento y gracias a Dios se prestaba.

- ¿Qué representa está oportunidad con Herediano para usted?

Es una gran oportunidad, es una responsabilidad muy grande que voy a asumir, voy a tomarlo con la mayor seriedad del mundo, dando el máximo de mí. Desde ya estoy muy agradecido con Dios y los seres queridos que me han apoyado.

Es un sueño cumplido llegar a un equipo tan grande, de los más grandes del país, y reitero que voy a dar el máximo para que mi sueño siga avanzando.

Después de su debut dio de que hablar y no solo por su nombre tan poco común, sino por sus condiciones deportivas. Fotos: Mayela López
Después de su debut dio de que hablar y no solo por su nombre tan poco común, sino por sus condiciones deportivas. Fotos: Mayela López

- ¿Cómo han sido sus primeros días dentro del camerino florense?

Me recibieron muy, muy bien desde que llegué. No solo la dirigencia sino también mis compañeros, quienes me han extendido la mano y me han sabido recibir, es un camerino muy sólido, muy completo, lleno de jugadores buenos y de capitanes con mucha jerarquía.

- ¿Quiénes lo recibieron y cómo estuvo ese primer día?

El primero que me habló fue Óscar Esteban Granados, después Orlando Galo y Yecsy Jarquín, a ellos ya los conocía, Granados sí era la primera vez que le hablaba. Voy para grandes cosas con un camerino, con un equipo como lo es Herediano. Me voy a acoplar muy bien, voy a dar todo de mí este y todos los torneos que esté en este club.