Futbolista se fue a pasar la cuarentena en una supermansión que tiene en Río de Janeiro

Por: Diario Marca, Diario AS 19 marzo

La situación por el coronavirus en Francia empeoró a principios de esta semana, al punto que la tasa de infectados subió y el presidente Emmanuel Macron decretó un estado de alarma hace tres días.

El brasileño se fue a su humilde morada en Brasil. Foto: Marca

Un día después se agravó la situación con el cierre de fronteras en toda Europa. Sin embargo, algunas personas ya se olían lo que venía y decidieron salir soplados.

Este es el caso de Neymar Junior, jugador del París Saint Germain que cogió un vuelo este lunes por la noche rumbo Brasil. El delantero decidió ir a pasar la fase de confinamiento a su casa.

“Neymar Jr continuará con sus sesiones de entrenamiento, respetando todos los procedimientos que todos debemos seguir”, dijo su equipo de comunicaciones.

No fue el único. También se sabe que Thiago Silva y Edinson Cavani hicieron las maletas y regresaron a sus países de origen.

El PSG no había dado orden a sus jugadores de que tuvieran que permanecer en París, por lo que no están incumpliendo ninguna norma impuesta por el club galo.

Cavani y Neymar se fueron para sus paises. / AFP PHOTO / FRANCK FIFE

Eso sí, el staff ha mandado a toda la plantilla un plan específico de trabajo: va de una hora a hora y media de trabajo diario, Se compone por 8 minutos de calentamiento, 10 minutos de entrenamiento con pesas, de 35 a 40 minutos de trabajo cardiovascular, 5 minutos de sprints y 5 minutos estiramiento antes de terminar.

Pero hay un problema que preocupa al club. El exjugador del Barcelona, a diferencia de sus compañeros Thiago Silva y Cavani, no tiene pasaporte europeo, por lo que tendrá dificultades para ingresar de nuevo al país.

Todas las competiciones de fútbol están paradas por el momento y todavía no se conoce fecha para su reanudación. El PSG solo espera que para ese día las fronteras estén de nuevo abiertas...

Cuidado pierde

El delantero del PSG ya está en Brasil, al igual que su compatriota Thiago Silva, y podría encontrarse en la mansión de lujo que el jugador posee en Mangaratiba, al sur de Río de Janeiro, valorada en cerca de diez millones de dólares.

La propiedad cuenta con piscinas al aire libre y cubiertas, helipuerto, embarcadero privado y seis habitaciones con amplias terrazas donde seguir con su preparación física durante la cuarentena, cumpliendo así las directrices marcadas por el PSG a sus futbolistas.