Por: Diario AS.   18 septiembre
Neymar les paga a sus amigos para que les haga compañía. Foto: Diario AS

Neymar nunca está solo. Ya sea en Barcelona o en París, el futbolista lleva consigo a cinco amigos inseparables conocidos en todo el planeta como los “Toiss”, una auténtica pandilla que se encarga de entretener y mantener feliz y como en casa a un jugador pretendido continuamente por los mejores clubes del mundo.

Jo Amancio, Gilmar Cebola, Guilherme Pitta, Álvaro Costa, Carlos Henrique, Cristian Guedes y Gustavo Almeida son los famosos Toiss y quienes tienen un brete que millones desean.

“Vive en una olla a presión y somos un escape. No hablamos de fútbol. Somos una forma de que él libere el estrés de su vida. Estamos juntos para conversar, viajar...”, asegura uno de los miembros de la banda.

Y es que su vida es el sueño de muchos. Tienen fama, acuden a las mejores fiestas junto a figuras como Lewis Hamilton, Ronaldo o los ángeles de Victoria’s Secret, viajan en los mejores yates por las aguas de Ibiza o Saint-Tropez, en avión hasta Las Vegas, o cenan en algunos de los restaurantes con más reconocimiento y prestigio internacional.

Por si fuera poco, cada uno cobra 11.000 euros (poco más de ¢7 millones) al mes por acompañar y divertirse junto a Neymar, según The Sun.

Neymar le paga a sus amigos para que les haga compañía. Foto: Diario AS

Su amistad ha hecho que se hicieran un tatuaje conjunto, que acudieran a las presentaciones del futbolista en París y Barcelona e incluso que viajaran en el avión junto al resto de la plantilla durante una gira del equipo culé a Estados Unidos.

El diario ABC logró identificar a los miembros del grupo, amigos de la infancia de Neymar y quienes comparten muchas de las aficiones del futbolista, especialmente el póker y los videojuegos.

Cifra: 120 millones de euros tiene Ney en patrimonio

No obstante, varios “Toiss” realizan labores profesionales para el jugador, como Gilmar Cebola Araujo, que es el encargado de hacerle fotografías y videos para posteriormente subirlos a las redes sociales.

Además, ha lanzado su propia línea de ropa, tiene un salón de tatuajes y una productora de eventos. Es una de las personas más cercanas a Neymar, junto a Jota Amancio y Carlos Henrique.

El primero de estos es su consejero personal, prácticamente su hermano, puesto que jugaron en las categorías inferiores del Santos y crecieron juntos desde los 13 años. Aparece en un sinfín de fotografías junto al padre, la hermana o el hijo del jugador. Carlos Henrique, por su parte, gestiona la parte económica del clan.

Neymar le paga a sus amigos para que les haga compañía. Foto: Diario AS

Por otro lado, Gustavo Almeida y Cristian Guedes trabajan en la empresa del jugador, NR Sports, realizando labores de consultoría para artistas.

Distinto trabajo del que tiene Guilherme Pitta, encargado de encontrar las mejores actividades y lugares de ocio para el crack brasileño.

Tan solo falta Álvaro Costa, el último en llegar. Su fluidez con el portugués tras una etapa en Río de Janeiro, hizo que fuera el encargado de ayudar en la adaptación a un Neymar que acababa de llegar a Barcelona. Álvaro es hijo de Pepe Costa, jefe de atención al jugador en el club blaugrana y persona de confianza de Messi.

Lo vio por tele
Neymar, compañero de Keylor Navas en el PSG, no jugó este miércoles ante Real Madrid, ya que está sancionado por insultar a un árbitro en la Liga de Campeones en la edición pasada. El Tribunal de Arbitraje Deportivo redujo de tres a dos juegos el castigo. El fallo, que aplica la pena mínima prevista en estos casos, permite que el astro brasileño pueda disputar el partido que enfrentará a su equipo ante el Brujas el 22 de octubre.

Neymar cuenta con un patrimonio que supera los 120 millones de euros, gracias a una ficha de 35 millones de euros con el PSG y a múltiples contratos de patrocinio.

Sabe que su fútbol cambia cuando está feliz, por eso no duda en compartir su riqueza para estar siempre rodeado de sus amigos más leales, aunque su grupo ha sido tildado de mala influencia en muchas ocasiones.

“No tengo dudas de que son muy importantes para Neymar, pero también intenté convertirlos en un apoyo profesional para la carrera de Neymar. Uno de ellos se convertirá en fotógrafo, otro trabajará como gerente. Pero su padre no lo aceptó”, expresó el pasado año Eduardo Musa, exdirector de marketin del Santos y asesor personal de Neymar durante seis años.

El sábado pasado Ney reapareció con el cuadro parisino y dio la victoria con un golazo ante el Estrasburgo (1-0), además reconoció que quiso abandonar el club francés, pero no le dejaron.

Neymar, que advirtió que esta será la única ocasión en la que va a comentar lo sucedido el pasado verano, se mostró indiferente ante la actitud del público del Parque de los Príncipes, que le abucheó e insultó a lo largo del partido.

“Todos saben que quería salir. Lo dejé muy claro. Ahora sigo como jugador del París Saint Germain y lo que quiero es ser feliz dentro y fuera del campo”, indicó.