AFP .10 julio
La afición se tiró a la calle a festejar. Bruce Bennett/Getty Images/AFP
La afición se tiró a la calle a festejar. Bruce Bennett/Getty Images/AFP

Entre gritos de “¡USA!” y llamados a la igualdad de sueldos bajo una lluvia de confeti, la selección femenina de fútbol de Estados Unidos, campeona del mundo por cuarta vez, fue celebrada este miércoles por miles de personas en un desfile en Nueva York.

Las futbolistas, que vestían camisetas idénticas negras con la leyenda "Campeonas del mundo" bordada en dorado, saludaron a la multitud desde varios camiones que circulaban lentamente por las calles del sur de la ciudad, desde el Battery Park a la alcaldía.

Megan Rapinoe y Alex Morgan fueron las futbolistas más aclamadas del día en Nueva York. (Photo by Angela Weiss / AFP)
Megan Rapinoe y Alex Morgan fueron las futbolistas más aclamadas del día en Nueva York. (Photo by Angela Weiss / AFP)

Relajadas, sonrientes, algunas se acercaron al público y firmaron camisetas o estuches de teléfonos celulares.

En la mañana soleada de verano, los empleados de los rascacielos por donde pasaban las campeonas las regaron de confeti blanco.

El presidente de la fede gringa, Carlos Cordeiro, se echó un discurso que contó con toda la atención de las futbolistas. Bruce Bennett/Getty Images/AFP
El presidente de la fede gringa, Carlos Cordeiro, se echó un discurso que contó con toda la atención de las futbolistas. Bruce Bennett/Getty Images/AFP

La jugadora más conocida del equipo, Megan Rapinoe, hizo la icónica pose con la que firma sus goles al presentar el trofeo de la Copa del Mundo a los enloquecidos aficionados que se reunían en las calles.

"Este equipo es tan fuerte, tan duro, tiene tal sentido del humor, es tan fantástico", dijo Rapinoe a la multitud en la alcaldía.

Fue un desfile bastante colorido por las calles de Nueva York. Bruce Bennett/Getty Images/AFP
Fue un desfile bastante colorido por las calles de Nueva York. Bruce Bennett/Getty Images/AFP

El equipo regresó desde Francia el lunes, 24 horas después de derrotar a Holanda en la final por 2-0, alcanzando así su cuarta Copa del Mundo (1991, 1999, 2015, 2019), un récord histórico.

Las camisetas con las cuatro estrellas se venden como pan caliente. Según Nike, que viste a la selección estadounidense, la camiseta blanca del equipo batió un récord de ventas mundial en una temporada en el sitio oficial de la marca (más que cualquier club o selección nacional masculinos o femeninos).

Jessica McDonald le puso color y diversión al evento de celebración. Bruce Bennett/Getty Images/AFP
Jessica McDonald le puso color y diversión al evento de celebración. Bruce Bennett/Getty Images/AFP

La selección luego jugará una serie de cinco partidos internacionales amistosos en una “Gira de la Victoria”, comenzando contra Irlanda el 3 de agosto en Pasadena, California.