Luis Quirós.4 junio

Desde el pasado sábado las mejengas en el mundo entero tienen siete nuevas reglas.

Entre estas existen dos que llaman más llaman la atención, una es la que señala que toda mano dentro del área será considerada penal y la otra es la que indica que si, por accidente, algún futbolista termina anotando con una de sus manos, producto de un rechazo de sus rivales, ese gol deberá ser eliminado.

Eso sí todo aquel campeonato que por alguna circunstancia no haya terminado, se terminará de disputar con las reglas viejas y los cambios regirán a partir del nuevo torneo.

La nueva regla de que toda mano es penal dentro del área, no contó para la final de la Champions, porque los cambios solo funcionaban a partir del 1 de junio, para torneos que se iniciaban y no para los que se estaban jugando. AP
La nueva regla de que toda mano es penal dentro del área, no contó para la final de la Champions, porque los cambios solo funcionaban a partir del 1 de junio, para torneos que se iniciaban y no para los que se estaban jugando. AP

“Ojo, con esa de los penales hay que tener mucho cuidado, debido a que siempre el criterio arbitral será el que mande. Esto porque hay vivillos que buscan como estrellar la pelota en la mano de sus rivales y por esto jugadas de ese tipo el central no debe avalarlas como penal”, comentó el exárbitro Vinicio Mena.

En el caso de la primera, Mena apunta que es beneficiosa para las mejengas.

“Me parece excelente porque esto puede generar que se dé una buena cantidad de goles en cada juego”, apuntó.

Vinicio señaló que la segunda regla que empezará a regir también ayudará al fútbol.

“Con este tipo de reglas, se acaba el tema de aquellos jugadores que siempre buscan cómo desviar la pelota con sus manos hacia el marco rival. Pero bueno en las dos también entrará a jugar el VAR”, dijo.

Los guardametas ya no pueden moverse sobre la línea de gol, a la hora de una ejecución de penal. AFP
Los guardametas ya no pueden moverse sobre la línea de gol, a la hora de una ejecución de penal. AFP

Dentro de los otros cambios, ahora ya no se les llamará la atención a los técnicos, ya que la orden es mostrar cartulina la amarilla o roja, si es necesario.

A la hora de una variante, ya no será obligatorio que el jugador salga por el centro, sino por el sector más cercano de donde se encuentre para agilizar el encuentro.

En el caso de los penales, Óscar Alfaro de la Comisión de Arbitraje señaló.

“El portero no puede apoyarse a los tubos o guindarse de ellos. Tampoco podrá moverse sobre la línea. Ya no es necesario que tenga los dos pies en la raya, puede tener uno fuera de ella”, explicó Alfaro.

Otra variante indica que cuando se ejecute un tiro libre y el equipo rival tenga tres o más jugadores en la barrera, ningún integrante del cuadro que ejecuta el lanzamiento podrá estar a la par de los que defienden, sino que deberá estar mínimo un metro antes.

Imágenes como esta del central Damir Skomina llamándole la atención al técnico Mauricio Pochettino, ya no deben darse más, porque ahora se les debe amonestar o expulsar con la tarjeta debido. AFP
Imágenes como esta del central Damir Skomina llamándole la atención al técnico Mauricio Pochettino, ya no deben darse más, porque ahora se les debe amonestar o expulsar con la tarjeta debido. AFP

Además si durante una jugada, la pecosa se estrella en el juez central, este deberá detener la mejenga y se realizará una suelta neutral, también llamado bote a tierra.