Deportes

Ómicron le mete una zancadilla al inicio del torneo nacional

Suspendidos tres partidos de la primera jornada y dos de la segunda

Ómicron, la nueva variante del coronavirus, entró a jugar rudo en el campeonato nacional y ya puso en jaque las primeras dos jornadas del torneo Clausura 2021 pues ya se suspendieron cinco partidos e, incluso, podrían ser más.

Jicaral - Guanacasteca.

Los juegos Guanacasteca-Saprissa, Sporting-Alajuelense y Herediano-Jicaral, que se debían jugar este martes en la jornada inaugural, fueron pospuestos.

Lo mismo pasó con los partidos del sábado Jicaral-Guanacasteca y Alajuelense-Guadalupe, que formaban parte de la segunda fecha del campeonato.

Además, los tres partidos de este miércoles (San Carlos-Santos, Pérez Zeledón-Grecia y Guadalupe-Cartaginés), de la jornada uno, están en veremos, ya que su realización dependerá del resultado de las pruebas covid que hagan los equipos para saber si tienen jugadores contagiados o no.

Recordemos que el reglamento otorga a los equipos la posibilidad de solicitar la reprogramación de los partidos si tienen siete o más jugadores contagiados.

Eso fue lo que les ocurrió a Alajuelense, Jicaral y Guanacasteca con 8, 15 y 18 casos respectivamente.

¿Cuándo?

De los cinco partidos que frenó ómicron, tres ya tienen día de reprogramación.

El miércoles 16 de febrero se jugarán las mejengas Herediano-Jicaral y Sporting-Alajuelense, de la jornada uno, y el miércoles 23 de febrero el Jicaral-Guanacasteca, de la fecha dos.

Mientras que los partidos Guanacasteca-Saprissa, de la jornada inaugural, y el Alajuelense-Guadalupe, de la jornada dos, quedan pendientes, según informó este lunes la Unafut.

Julián Solano, presidente de la Unafut, dijo que los partidos de este miércoles también se podrían posponer, pero que habrá que esperar a este martes para saberlo, una vez que estén los resultados de las pruebas de los equipos que faltan.

Frenó todo

Saprissa iba a presentar este lunes a sus nuevos refuerzos, Andy Reyes, Ryan Bolaños y el hondureño Darixon Vuelto, pero ómicron les dijo que no.

Los morados detectaron casos de covid-19 en dos futbolistas, por lo que la conferencia pasó de se runa presentación de jugadores, a una charla médica con el doctor del equipo, Esteban Campos.

“Es difícil determinar cómo se contagiaron, porque hacemos un testeo masivo de casos y aparecen personas completamente asintomáticas, pero no tienen conocimiento del origen del contagio, porque no tienen familiares ni amigos enfermos”, expresó Campos.

“Estamos siendo golpeados por la variante ómicron y habrá un repunte durante las próximas semanas”, adelantó el doctor saprissista.

Ómicron entró tan rudo que obligó a que la Unafut convocara de emergencia a una reunión con los presidentes de clubes la tarde de este lunes para ver qué pasaría con el torneo.

Solano contó que la intención era iniciar el torneo desde la tercera jornada, pero no se pudo.

“Se discutió si era conveniente suspender las dos primeras jornadas del toreo y arrancar en la terecra, pero para eso se necesitaba que la totalidad de los equipos estuvieran de acuerdo, cosa que no se dio y se decidió aplicar el reglamento, es decir, suspeder los partidos a aquel club que reporten siete o más casos”, explicó Solano.

Otra opción que se barajó era hacer un torneo de apenas 16 fechas en fase regular (actualmente son 22), pero para eso también debían estar todos de acuerdo y aunque ahora no se estableció así, sí quedó como posibilidad a futuro, en caso de que ómicron vuelva a pasearse en todo.

“Reglamentariamente para variar normas de competición y calendario necesitamos unanimidad y no se logró, ni siquiera para suspender las dos primeras fecha”, dijo Solano.

Según Solano, la consideración de quienes no quisieron aceptar los cambios fue porque, tarde o temprano, los clubes iban a reportar contagios.

“Se consideró que en este momento algunos clubes presentan contagiados y otros no y en una semanas otros estarán contagiados y se tendrán que suspender partidos, entonces es mejor aplicar el reglamento. Si se diera alguna situación grave, que impida el desarrollo normal del campeonato, de inmediato convocamos a los clubes para tomar resoluciones extraordinarias”, comentó.

A puerta cerrada

El epidiomólogo Juan José Romero está de acuerdo con que los partidos se jueguen a puerta cerrada, pues no es momento para propiciar contagios.

“Cuando un jugador da positivo, ya tuvo contacto con los demás compañeros y en dos o tres días estarán contagiados, pero también está la familia y siempre nos enfocamos en los siete positivos de la Liga, en los cinco de Saprissa, en los cuatro de Cartaginés y no pensamos en la familia.

“En realidad, un contagio en un equipo de fútbol representa, con esta variante, el contagio de un montón de personas alrededor, de jugadores, administrativos, cuerpo técnico, familias, detener el torneo no tiene sentido porque van a segir entrenando. Pero el club debe extremar medidas y el premio será que entre mejor cuide a sus jugadores, tendrá más disposición de utilizarlos”, consideró Romero.

Incluso, fue más allá y dijo que los jugadores pueden entrenar con mascarillas de las quirúrgicas pues su condición física, aeróbica y anaeróbica lo permite.

“Es cuestión de acostumbrarse, pero no lo digo desde un punto de vista de preparadores físicos.

Franklin Arroyo

Periodista egresado de la Universidad Federada. Integra el equipo de Nuestro Tema de La Teja. Trabajó en el Periódico Al Día, corresponsal del diaro Marca para Centroamérica y editor de la revista TYT del Grupo Eka.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.