Luis Quirós.27 marzo

Debido a la situación que atraviesa el mundo entero, al funeral del manudo más famoso de todos, Eduardo “Pescado” Herrera, solo pudieron asistir sus familiares más cercanos.

Las honras fúnebres fueron este viernes a las 11 de la mañana en la capilla del cementerio de San Antonio de Desamparados, donde también fue enterrada su señora madre.

Pescado siempre se caracterizó por su alegría. Foto Rafael Pacheco.
Pescado siempre se caracterizó por su alegría. Foto Rafael Pacheco.

El dueño del restaurante El Jardín Chevichero en San Sebastián, San José, era tan, pero tan manudo que falleció el mismo día que el ídolo rojinegro Alejandro Morera Soto.

Herrera falleció la noche de este jueves en el Hospital Calderón Guardia, donde estaba internado luego de sufrir dos derrames cerebrales.

El 8 de marzo por la tarde, Herrera sufrió un colapso luego que le diera un derrame cerebral cuando estaba en un restaurante en San José junto al exárbitro Berny Ulloa, de allí se lo llevaron a su casa y después al hospital Calderón Guardia.

La semana pasada lo desconectaron de las máquinas que lo mantenían con vida esperando que solo llegara el final para él, el cual se dio en tranquilidad entre su familia.

Un amigo muy querido

Una de las personas que más cerca vivió la trayectoria en los medios deportivos de Eduardo Herrera, es Leonel Jiménez, director de Sensación Deportiva, quien conoció a Pescado hace más de tres décadas.

“Don Javier Rojas González lo llevó hace 32 años a mi programa, naciendo en ese momento una gran amistad a la par de una gran ser humano, con un estilo muy particular porque él le tocaba el hígado a sus adversarios.

"Era un animador de los manudos en esas discusiones tan particulares que siempre sostenía. Se ganó algunos rivales fanáticos que realmente no lo conocían, porque no sabían la clase de persona de bien y la espiritualidad que siempre tenía, se nos va un amigo sumamente querido”, dijo don Leonel.

Los integrantes de Sensación Deportiva son una gran familia. Fotografia Marcela Bertozzi
Los integrantes de Sensación Deportiva son una gran familia. Fotografia Marcela Bertozzi

Don Leo y sus oyentes tenían claro cual era siempre su primer blanco a la hora de tomar el micrófono en sus manos.

“Sus principales clientes eran seguidores del Saprissa, a los cuales les encantaba que Eduardo los molestara. Tenía una inteligencia natural y siempre se salía con la suya en sus discusiones, difícilmente alguien logró enredarlo, sin duda, toda una leyenda y lo vamos a extrañar por siempre, porque su presencia en Sensación Deportiva siempre era muy importante”, expresó con Leo.

“Tenía salidas increíbles”

Otro de sus grandes amigos fue Roberto Picado, director del programa Opinión, en el que según cuenta, Pescado tuvo salidas increíbles.

“Yo lo conocía hace 30 años cuando hacía mi programa en el casino Concorde y debo decir que era el personaje del pueblo, sobre todo para los liguistas, porque siempre hablaba más volándole al Saprissa que hablando de su amada Liga, pero, sin duda, sus salidas siempre fueron formidables”, dijo Picado.

Pescado también hizo de las suyas en el programa Opinión, junto a Roberto Picado. Foto: Cortesía
Pescado también hizo de las suyas en el programa Opinión, junto a Roberto Picado. Foto: Cortesía

Entre el montón de anécdotas que vivió don Roberto al lado de Pescado, hay una inolvidable en Las Vegas, Estados Unidos.

“En la final de la Concacaf, en 1999 en Las Vegas, él portaba una bandera de la Liga y vio al León de la Metro-Goldwyn-Mayer y se subió a un muro cerca de la imágen para agitar su bandera y tuvimos que decirle que se baja rápido para evitar que la policía lo detuviera”, recordó Roberto.