Andrés Mora.6 agosto

Suhander Zúñiga llegó a Saprissa en enero y después de su presentación fue poco lo que pudo mostrar en la cancha en el clausura, pero después de una buena pretemporada arrancó este torneo con confianza y se adueño de la titularidad.

El número 24 morado está llamando la atención de los aficionados morados porque se la está jugando bonito. Foto: Albert Marín.
El número 24 morado está llamando la atención de los aficionados morados porque se la está jugando bonito. Foto: Albert Marín.

Se viene el clásico ante Alajuelense (sábado a 7 p.m.) y llega en un gran momento para el volante de 22 años de edad, que está en condición de préstamo de Carmelita para el Monstruo, y que ha sobresalido por el costado derecho en este inicio de campeonato, incluso ya tiene un golcito en su cuenta.

Suhander tiene detrás dos grandes jugadores que le meten presión, por un lado el nicaragüense, Byron Bonilla y por otro el propio Christian Bolaños, quienes compiten directamente con él por ese puesto en la alineación de Wálter Centeno.

Cifra: 252 minutos ya lleva disputados este torneo.

Si Paté lo quiere descansado para el duelo ante los erizos, incluso podría darle descanso este miércoles en el juego contra Bandidos de Belmopán por la fase preliminar de la Liga Concacaf, o tal vez más bien requiera meterle minutos y lo use en ambos juegos.

En el clausura, de los dos clásicos que se disputaron, en ninguno de ellos Zúñiga estuvo presente, ni siquiera para banca lo tomó en cuenta Paté, por lo que podría ser el debut en este tipo de juegos por el torneo local para Suhander.

“Ahora hay que trabajar la semana para ver que decide el profe, si me toca sea contra el Belmopán o el clásico, tengo que aprovechar y disfrutar y tratar de hacer las cosas bien”, contó Zúñiga.

“El torneo pasado fue complicado, ahora la verdad me siento con mucha más confianza, pienso que cada partido me va a ir dando ese ritmo y confianza que necesito, también uno tiene la presión que hay jugadores que quedan fuera y también quieren jugar, pero de eso se trata, de complicarla (al DT) siempre y pues ahora que me está tocando tengo que aprovechar y disfrutar al máximo”, agregó.

El volante llama complicado a los pocos minutos que jugó en su primer torneo como morado. De enero a mayo solo disputó 172 minutos, mientras que este clausura ya lleva 252 disputados.

Zúñiga dice que la falta de oportunidad se debía simplemente a una alta competencia, no a ningún factor externo que pudo haberle perjudicado para ser tomado en cuenta.

Dice Suhander que mientras el equipo gane él no se preocupa de estar en la banca. fotografía: John Durán
Dice Suhander que mientras el equipo gane él no se preocupa de estar en la banca. fotografía: John Durán

“Yo siempre trato de dar lo mejor de mi, este se me está dando la oportunidad, tengo que disfrutar porque cuesta. No he hecho nada diferente esta vez, el trabajo acá da el éxito, y yo siempre hago lo mio, las decisiones hay que respetarlas, me llegó la oportunidad por cosas de fútbol, ahora tengo que correr y meter para tratar de jugar siempre", confesó el jugador.

Dice el excarmelo que no piensa en las veces que fue banca porque prefiere quedarse con lo bueno. Ahora disfruta hasta de la afición que lo aplaude.

Y Suhander no solo espera cosas positivas de él, sino como grupo confía en que van a encontrar una estabilidad que los lleve al título.

“Siempre vamos a querer ganar y salir a dar lo mejor de nosotros, no siempre se dan los resultados pero eso queda fuera porque son cosas del fútbol que uno no puede hacer nada, pero siempre vamos a querer dar lo mejor”; indicó.

“En Saprissa nunca vamos a irnos tranquilos, es una institución grande y siempre va a haber presión, entonces uno no se va tranquilo nunca, nos vamos para la casa no tranquilos, sino con la mentalidad del partido del miércoles y otro importante el sábado”, señaló.